Conmemoraron el fallecimiento de Leopoldo Abán


Pasadas las 9.30 de la mañana del martes 20 de junio se desarrolló el acto protocolar en Plaza Central de Abra Pampa donde se recordó los 17 años de la partida de Leopoldo Abán, “el hijo dilecto de Abra Pampa”, tal cual le recordó y homenajeó su hija Francisca Abán, “Leopoldo Abán es y será parte viva de Abra pampa”.


“Lo recuerdo a Leopoldo siempre escribiendo, leyendo, era un escritor incansable, no le importaba otra cosa más que eso, rescataba todos los eventos de los pueblos de la Quebrada, Puna, Del Cármen, San pedro… fue lo que le llevó a recibir como premio el Duende de Plata”, dijo Francisca Abán.


Del acto participó principalmente el director de Cultura y Turismo Juan Carlos Condorí, la amiga también escritora de Leopoldo Abán Kella Valdivieso, Francisca y Julio Abán, hijos del gran escritor homenajeado, entre otros.


“Hay Leopoldo que as partido, como subiré la cuesta, como el dolido repecho, de mi carta sin respuestas”, dice una de las cinco coplas escritas por Kella Valdivieso, dedicadas a la memoria de Leopoldo Abán.


“Su ausencia me duele cada año más, solo atino a decir que la honradez y la modestia fueron la recta por la que transitó toda su vida”, dijo Francisca aludiendo que todavía no encuentra resignación por la pérdida de su padre.
Respecto a sus obras literarias, Francisca Abán, mencionó que se dejó varios ejemplares en diversas escuelas, pero la demanda de sus obras es permanente. Respecto a sus producciones literarias, existen 40, de los cuales solo 8 se pudieron publicarse por razones económicas. Francisca dijo que para esta ocasión se pretendía presentar la reedición de la obra titulada “Abra Pampa” pero no fue posible, quedando una deuda a saldarse pronto. “Con eso voy a cumplir en parte todo lo que él me ha dado, quedan 32 libros por publicar, no creo poderlo hacer”, lamentó Francisca, “pero ya veremos a quien entregar todo ese material, alguien tiene que tomar la posta de Leopoldo Abán”.


Finalmente Francisca compartió como se emocionó al leer una parte de un libro de su padre, la noche previa a viajar hacia Abra Pampa, comprendiendo así cómo cautiva las letras de su padre, “yo diría que el guardó para siempre el alma de los Pueblos de la Puna”.

LEOPOLDO ABÁN


En 1940 se casó en la iglesia de Casabindo con Turiana Ramos, madre de sus hijos Angel, Francisca América y Julio Ernesto.
También incursionó en el terreno de la política, militando en las filas del radicalismo. En 1958, ocupó una banca en la Legislatura de Jujuy, de la que fue vicepresidente primero. Su proyecto de construcción de un camino hacia Chile por Purmamarca, lo pone entre los pioneros de la integración argentino-chilena que décadas después hizo posible el paso de Jama.
Abán fue un prolífico periodista. En 1934, junto con Narciso Ramos, Cecilio Garzón y el sacerdote Adalberto Beck, fundó el periódico «El Incano» de Cochinoca. Escribió para los diarios La Gaceta, Pregón y El Tribuno de Jujuy y fue corresponsal de El Intransigente (Salta), La Opinión, Noticias Gráficas y Revista Nativa de Buenos Aires.
Recibió numerosas distinciones, entre ellas la de Ciudadano ilustre de Abra Pampa y San Salvador de Jujuy, los premios «San Salvador», «José Hernández» y «Duende de Plata» de Grito Verde.
Asimismo tuvo una inolvidable actuación en el filme de Miguel Angel Pereira (h), «La Deuda Interna» (1988), premiada con el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín.

Comenta con tu cuenta de facebook

Comentario

Deja un comentario