Los lavadores de oro de Rinconada


Los pobladores mantienen vivo el oficio, que además de permitirles subsistir forma parte de sus costumbres ancestrales, son Los lavadores de oro de Rinconada.

En el hermoso pueblo de Rinconada se mantiene vivo el oficio de los «lavadores de oro» como parte de una competencia anual que convoca también a los visitantes que estén dispuestos a poner a prueba su habilidad para extraer oro del río local.

A los lavadores de oro de Jujuy no los mueve la codicia de los buscadores del preciado metal de otras latitudes: su labor, como lo ha sido desde siempre, es de subsistencia, ya que junto a la ganadería de altura son las formas de sustento en un gigantesco páramo muy parecido a un desierto.

Las reglas son claras para obtener el precioso metal. Se utilizará una paila -recipiente similar a una palangana- y con movimientos circulares se debe tomar un poco de agua con arena para quedarse únicamente con el oro en el fondo del plato.

«El aluvión aurífero es arena mezclada con partículas dispersas de oro porque el lavado requiere concentración y paciencia», explica un poblador dedicado a esta tarea, y  agrega que como el oro es seis veces más pesado que el cuarzo se acumula en lo profundo de la paila.

lavaderos de oro
Foto: Walter Reinaga

Ganará la competencia quien haya recolectado la mayor cantidad de oro, material que más tarde deberá ser devuelto al río ya que el objetivo es compartir una jornada distinta.

Las vetas parecen haberse agotado. Pero en los riachos de las inmediaciones abunda el oro aluvional. E incluso al empezar la estación de las lluvias, a la salida de clase los chicos suelen caminar por las calles mirando el piso a contraluz para ver si por ahí entre las piedras brilla algo que podría ser oro.

De aquí que el nombre original de la población sea Rinconada de Oro. Y la comarca lleva la sugestiva denominación Coricancha, que en quechua significa Llanura del Oro. No por mera casualidad hace 70 años se encontró un nódulo de siete kilos de oro, y a principios de los años ’90 otra pepa de casi un kilo.

Fuente: VisitJujuy.

Comenta con tu cuenta de facebook

Comentario

Deja un comentario