El Aguilar honró a su patrona bajo un manto de tristeza

santa barbara

Todo lo contrario a los grandes festejos de los 90 años de la Minera Aguilar del año 2.019, el pueblo minero en este año honró a su patrona bajo un manto de tristeza y con un mañana incierto. Las actividades fueron mínimas. En el día central solo se realizó la misa y posterior procesión, finalizando así sus festividades patronales.

“Hagamos la fiesta patronal, por allí es la última”, fue la frase que inclusive se llegó a escuchar previo al inicio de las patronales.
Hace un año atrás hubo un gran festejo, pues claro, la empresa minera festejaba 90 años de vida y proyectaba un futuro esperanzador. “Hay minera para rato”, se decía desde la propia empresa. Pero todo eso se vino por el suelo y ahora hay un panorama de preocupación, mucho más cuando no se conoce la situación del mañana.

“El año pasado bajo ningún concepto podríamos haber pensado de esta situación actual y menos de esta manera, claro la mina es muy cambiante, pero jamás como trabajadores hemos pensado que iba a llegar de esta manera tan drástica esta decisión de la Compañía Minera”, dijo Carlos Trejo, secretario general de AOMA.

Sin lugar a dudas, el trabajador minero del Aguilar, se ahondó en su fe para pedir que la mamita Santa Bárbara interfiera y pueda así brindarle el trabajo por varios años más. “Hoy le pedimos a Santa Bárbara que nos dé su fortaleza, fuerza, sabiduría y por sobre todas las cosas que nos dé unidad, comprensión, paciencia”, pidió Trejo.

“Lamentablemente es una situación muy atípica”, agregó Trejo, en referencia a la situación de la empresa minera y a la pandemia.
“El pueblo minero todavía no ha muerto”, se esperanzó Trejo. “Siempre hemos sido honestos como trabajadores, siempre hemos hecho lo que teníamos que hacer, por eso estuvimos 91 años”.

Carlos Trejo también se refirió a la situación de los 86-87, “cuando la Pirquitas dijo no tenemos más material, lamentablemente los que quedaron allí tuvimos que escarbar el estaño aluvional para poder venderlo a través de nuestra cooperativa y así poder comer. Los grandes empresarios nos decían que ya no había mineral y efectivamente no es así”.
Trejo dijo que actualmente el trabajador minero ya pasó a otra historia, al siglo XXI, “ya hay otro conocimiento, la gente ya no es ignorante como antes, ya tiene una preparación académica mínima… Debemos entender que este es un argumento de siempre del poder económico”.

El Aguilar honró a su patrona

Hay cosas que el estado tiene que hacerse cargo, no por obligación, sino porque es un deber de la representación política de un pueblo que se llama Jujuy, reclamo Trejo. “No debe doblar las rodillas ante el poder económico de las empresas, llámese Aguilar, Pirquitas, lo que sea, aquí el deber del funcionario es defender al pueblo que lo eligió”.

Hasta la fecha hubo reuniones con la Empresa Minera en busca de alguna salida satisfactoria para los trabajadores mineros, “pero lamentablemente esta decisiones son extremadamente de altos financieros y económicos de la Glencore, tiene que haber una participación del Ministerio de Producción, del gobierno en general, hasta el Nacional”.

Finalmente Carlos Trejo dijo, “que quede claro, el mineral no se acabó. La empresa tiene su postura y nosotros también, trabajaremos para que la historia no se repita, con nuestra lucha es posible que se mantenga la Minera Aguilar”.

Finalizada la procesión que se realizó en el pueblo aguilareño en honor a Santa Bárbara, comenzó la desconcentración y no hubo ninguna otra actividad.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario