Reino Unido trabaja para levantar el cierre de su frontera con Francia

Unos 1500 camiones están bloqueados en la autopista que va de Londres a Dover.

Unos 1500 camiones están bloqueados en la autopista que va de Londres a Dover.

Cientos de camioneros varados en Inglaterra esperaban este martes recibir luz verde para cruzar a Francia, en medio de temores a una escasez de productos en el Reino Unido luego de que decenas de países le impusieran restricciones severas tras la aparición de una nueva cepa más contagiosa del coronavirus.

Más de 1.500 camiones seguían atascados en una autopista cerca de los puertos del sureste de Inglaterra o estacionados en un aeropuerto tras la decisión de Francia de prohibir el ingreso de camiones por 48 horas desde el domingo, que se sumó a la cancelación de vuelos desde y hacia el Reino Unido adoptada por decenas de países.

Para un país insular que depende fuertemente de sus vínculos comerciales con Francia, la situación es potencialmente calamitosa, y hoy crecían los temores a una escasez de productos si las restricciones no se levantan para mañana.

Las esperanzas de que los camioneros varados puedan regresar pronto se incrementaron este martes, luego de que el Ejecutivo de la Unión Europea (UE) mantuviera una reunión de urgencia para acordar una respuesta unificada a las restricciones de viaje adoptadas contra el Reino Unido.

La Comisión Europea (CE) dijo que todas aquellas personas que retornen a sus países de origen o lugares de residencia deberían ser autorizadas a hacerlo siempre y cuando presenten un test negativo de coronavirus o acepten realizar una cuarentena preventiva.

El comisario de Justicia europeo, Didier Reynders, dijo que los países de la UE deberían trabajar juntos para “desalentar viajes no esenciales” entre el Reino Unido y el bloque.

Sin embargo, agregó que “la prohibición general de viajes no debería impedir que miles de ciudadanos de la UE y el Reino Unido regresen a sus hogares”.

La CE agregó que los “flujos de cargamentos deberían seguir sin interrupciones” a fin de evitar una “ruptura en las cadenas de suministro”.

Los camioneros aguardan que se vuelva a permitir la circulación por el Eurotunel que conecta al Reino Unido con el continente.

Los camioneros aguardan que se vuelva a permitir la circulación por el Eurotunel que conecta al Reino Unido con el continente.

La ministra del Interior británica, Priti Patel, dijo a la cadena BBC que el Gobierno estaba “hablando constantemente” con las autoridades francesas para destrabar la situación.

Francia dijo ya este lunes que quería levantar la prohibición tan pronto como fuera posible y que estaba disponiendo los medios para poder testear a los camioneros una vez llegados a su territorio desde el Reino Unido.

La prohibición francesa no impide la entrada de camiones en el Reino Unido, pero los que ingresan ya no pueden volver para regresar con más mercaderías, justo en una época del año en que el país produce muy poco de los alimentos que consume y depende mayormente de los que llegan en camiones desde Europa.

Algunos camioneros o transportistas podrían decidir dejar de viajar a Inglaterra por temor a no poder volver

Dado que unos 10.000 camiones cruzan a diario el Canal de la Mancha solo por el puerto de Dover cada día, con el 20% del total de mercaderías que comercia el Reino Unido, los dueños de comercios de venta al por menor manifestaron su creciente preocupación ante la posibilidad de que la crisis no tenga una pronta solución.

Andrew Opie, director de la división alimentos y sustentabilidad del Consorcio Británico de Comercio Minorista, advirtió de potencial escasez de productos como lechuga, vegetales y fruta fresca después de Navidad si las fronteras no operan “con bastante mayor libertad” desde mañana.

El problema, dijo, es que los camiones vacíos que esperan en Inglaterra no pueden volver a buscar más mercaderías.

El fin de semana, el primer ministro británico, Boris Johnson, decretó el confinamiento de Londres y partes cercanas del sureste de Inlgaterra ante la alarma generada por la nueva mutación del coronavirus descubierta allí, que parece ser hasta un 70% más transmisible.

Como consecuencia, Johnson dejó sin efecto planes de relajar las restricciones durante la Navidad para millones de británicos y prohibió las reuniones de personas que viven en diferentes casas. Solo se permiten viajes esenciales.

El panorama podría empeorar, en medio de señales de que todo el Reino Unido podría ser puesto bajo cuarentena total después de Navidad por el aumento imparable de los contagios.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario