A 146 años de la Batalla de Quera

batalla de quera

El lunes 4 de enero se cumplieron 146 años de otras de las Batalla libradas en el plena Puna Jujeña en la lucha por los grandes terratenientes de ese tiempo, se trata de La Batalla del “Abra de las Cuatro Almas” de la localidad de Quera. La otra Batalla fue la de la Abra de la Cruz de Cochinoca acaecida un mes antes.

La Comisión Permanente de homenaje, después de un paréntesis un par de años, volvió al lugar donde se libró La Batalla para recordar el heroico gesto de los puneños de 1.875. Después del izamiento de la Wiphala en Plaza Central de Abra Pampa se tomó rumbo hacia la localidad de Quera para vivir el acto central.

La Comisión Permanente Batalla de Quera invitamos al acto de reafirmación y compromiso con la lucha por la restitución territorial en homenaje a los héroes ancestrales que dejaron sus vidas en la “Batalla de Quera”; cuando las fuerzas puneñas de los cuatro Dptos. De la puna – hoy Pueblos Kolla y Quechua-, se enfrentaron en armas nuevamente con tropas del ejército al mando de José María Álvarez Prado.

“Agradecido a las almas de nuestros abuelos que nos permitió llegar de nuevo” dijo Vicente Mamaní presidente de la Comisión Permanente de Homenaje. “Fue un sencillos acto pero muy emotivo”. En el acto se escuchó atentamente el relato de cómo se sucedieron los acontecimientos, Relacionado a la actualidad lamentaron que todavía sigue habiendo terratenientes y arrenderos, “es injusto que siga pasando hasta ahora, es culpa del gobierno de turno”.

La Batalla de Quera es recordada como un hecho nefasto para los habitantes de los cuatro departamentos de La Puna, no solo por haber sufrido una derrota, sino porque este hecho ratificó la usurpación territorial por la fuerza de las armas en favor de los terratenientes de Quebrada y Puna; y por la persecución y genocidio como consecuencias del levantamiento.

Después que había pasado tan solo un mes desde el resonante triunfo puneño sobre las fuerzas del ejército el 3 de diciembre en Abra de Cochinoca y alentados por ese triunfo habían trasladado sus fuerzas desde Cochinoca a las serranías de Quera, en tanto Álvarez Prado había recibido refuerzos de Salta al mando de su ministro de gobierno, Samuel Linares; que sumando a las propias, contaba con un número superior a los mil soldados; con todos esos efectivos estuvo en condiciones de enfrentar nuevamente a las heroicas fuerzas puneñas. Si bien, en el trayecto hubo intentos de conciliación lamentablemente fracasaron y el 4 de enero de 1875, ambas fuerzas se enfrentaron en “El Abra de la Cuatro Almas”.  

El encuentro fue cruel y los indígenas de La Puna lucharon bravamente, pero en el final fueron derrotados, de los 800 indígenas que tomaron parte en el combate solo 300 lo hicieron con armas de fuego, el resto lucho con hondas, lanzas, cuchillos y boleadoras. Murieron en el combate 194 indígenas, entre los que se hallaban algunos líderes: Benjamín Gonza y Federico Zurita, y cayeron 231 prisioneros incluyendo algunos de los principales referentes, como Anastacio Inca, José María Julián, Faustino Flores, Tomas Chambi, Juan Nieve, José María Maidana, Mariano Aucapiña, José Manuel Cruz.

Las tropas que encabezaba el gobernador sumaron 1.000 hombres, de los cuales 73 perdieron la vida. Después de La Batalla de Quera, los cuatros departamentos de La Puna fueron ocupados militarmente, las autoridades feudales restituidas a su cargo, los implicados en la rebelión fueron perseguidos, capturados y juzgados, siendo todos ejecutados conjuntamente con sus familias. También se hicieron gestiones para que el subprefecto de Sud-Chichas ordenara la extradición de Laureano Saravia que se había fugado a esa región cuando en Quera se perdía la batalla.

Una vez que se restableció el poder a favor de los “propietarios” y para asegurarse de que no se reavivara el fuego de la rebelión; el gobierno dejó una guarnición de hombres del ejército distribuidos entre Yavi, Santa Catalina y Rinconada. Pero el genocidio siguió, muchos hombres fueron fusilados en las plazas de estos pueblos y sus cuerpos colgados como escarmiento a la población por defender sus derechos de posesión sobre las tierras y por cansarse del pago de impuestos que exigían los terratenientes y el mismo Estado.

A 146 años de la Batalla de Quera, seguimos batallando por la restitución territorial, jallalla a las fuerzas heroicas indígenas, kawsachun.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario