Intendente de Olavarría: “Si se confirma un sabotaje, habrá que ir hasta las últimas consecuencias”

Para Galli, el municipio "no tuvo injerencia" y fue la Región Sanitaria IX quien tuvo participación en el control de las vacunas.

Para Galli, el municipio “no tuvo injerencia” y fue la Región Sanitaria IX quien tuvo participación en el control de las vacunas.

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, dijo este martes que si existió sabotaje en la pérdida de 400 dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en ese distrito, “habrá que ir hasta las últimas consecuencias”.

“Lo que pasó es un episodio confuso y lo está investigando la fiscalía”, dijo el jefe comunal quien aclaró que “si se confirma que fue un sabotaje, habrá que ir hasta las últimas consecuencias”.

En diálogo con radio La Red, Galli precisó que la denuncia fue radicada en la Fiscalía N° 10 de Olavarría por directivos del Hospital Oncológico, que es donde estaba almacenada la vacuna, y explicó que allí “llegaron 450 dosis, de las cuales se habían aplicado ya 50”.

“Las otras 400 vacunas perdieron la cadena de frío por estar a temperatura ambiente”, remarcó el jefe comunal.

Para Galli, el municipio “no tuvo injerencia” y fue la Región Sanitaria IX quien tuvo participación en el control de las vacunas.

“El primer día de vacunación fue el 30 de diciembre y habían quedado programadas desde ayer otras 50 personas, y lamentablemente se perdió la cadena de frio y deben desecharse”, detalló.

La cartera sanitaria informó ayer que “en el marco de la campaña provincial de vacunación contra el coronavirus, que incluye un control permanente sobre la logística y el proceso de aplicación de las dosis, el Ministerio de Salud detectó un desvío en la cadena de frío de las vacunas” de ese hospital.

Ante esa situación, se “decidió retirarlas y reestructurar la vacunación del distrito, derivando al personal de salud que debía recibir las vacunas a los municipios vecinos”.

En tanto, el fiscal general la localidad bonaerense de Azul, Marcelo Sobrino, explicó que “se está investigando si fue una falla eléctrica en el freezer o un atentado”, y añadió que se tomó la denuncia y la fiscal enseguida comenzó las actuaciones.

En ese punto, Galli consideró: “Las hipótesis que se están manejando es una falla mecánica, eléctrica o un sabotaje. Me cuesta pensar que hubo un sabotaje, creo que hubo falla eléctrica durante el fin de semana largo”.

Agregó que el tema de la vacunación “fue manejado por la Provincia” y que “Incluso habíamos puesto a disposición el Centro Vacunatorio Municipal”.

En esa línea, el intendente manifestó que las autoridades municipales no fueron “invitados a la llegada de las vacunas” al país.

“Yo hubiera ido, claramente. La pandemia y la vacunación son demasiado importantes como para poner diferencias políticas”, sentenció Galli.

Y aclaró que “siempre tuvo mucho diálogo” con el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y que desde la comuna han “tratado de ir llevando las situaciones de apertura de acuerdo al equilibrio que necesitaban encontrar” en ese distrito.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario