Más ayuda, coordinación y medidas preventivas, el plan de Biden para frenar la pandemia

El nuevo Gobierno de Biden ratificó el renovado apoyo de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud

El nuevo Gobierno de Biden ratificó el renovado apoyo de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud

El flamante presidente de Estados Unidos, Joe Biden, presentó su estrategia de lucha contra el coronavirus para acelerar la vacunación y ampliar la capacidad de diagnóstico, reabrir escuelas y comercios y hacer obligatorio el uso de tapabocas a nivel federal, incluso para todo tipo de viajes.

“Además del uso de tapabocas, todos aquellos que viajen a Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y realizar una cuarentena cuando lleguen”, anunció Biden en una conferencia en la Casa Blanca, en la que presentó con detalle su plan para dar un giro de inmediato a la gestión de la pandemia.

La exigencia de una prueba ya había sido ordenada por el Gobierno anterior de Donald Trump en sus últimos días en el poder, pero el aislamiento era sólo una recomendación, informó la agencia de noticias AFP.

“Por sobre todo las cosas, nuestro plan es restaurar la confianza pública. Garantizaremos que los científicos y los expertos en salud pública hablen directamente con ustedes. Por eso, a partir de ahora lo escucharemos hablar más al doctor (Anthony) Fauci. No escucharán la información del presidente, sino de los expertos y científicos reales y genuinos”, aseguró Biden.

Fauci es el principal epidemiólogo del Gobierno estadounidense y durante el mandato de Trump se convirtió en un símbolo del silenciamiento de los expertos en todo lo referido a la pandemia.

Biden también anunció que la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) comenzará a coordinar con todos los estados para aportar ayuda cuando lo necesiten, tanto en la logística de los insumos médicos necesarios para la atención hospitalaria, como para la campaña de vacunación masiva que ya está en proceso en el país.

“Este es un tiempo de guerra. Cuando digo eso, hay gente que me mira y se pregunta: ‘¿tiempo de guerra?’ Bueno, anoche dije que 400.000 estadounidenses ya murieron. Eso son más de todos los estadounidenses que murieron en la Segunda Guerra Mundial. Este es un esfuerzo de tiempo de guerra”, concluyó el mandatario, quien se esforzó por ser realista más que optimista.

“Las cosas van a continuar empeorando antes de mejorar”, aseguró, pero agregó: No llegamos a este desastre de la noche a la mañana y tomará meses para que demos vuelta la situación. Pero déjenme ser igual de claro. Vamos a superar esto. Vamos a derrotar la pandemia”, prometió.

El conteo de muertes por coronavirus en Estados Unidos superaba hoy los 408.000, más que los 405.399 decesos de combatientes y no combatientes estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, de acuerdo con las cifras de la universidad Johns Hopkins.

Además, el número de contagios confirmados ya es mayor que los 24,5 millones, según la misma fuente.

Estados Unidos tiene el 4% de la población mundial pero alcanza el 20% de las muertes globales. Por eso, en uno de sus primeros actos de Gobierno, Biden firmó ayer un decreto que hace obligatorio el uso de tapabocas en edificios públicos federales y enviará al Congreso un paquete de emergencia y ayuda económica por 1,9 billones de dólares.

Los contagios totales se inscriben en los 50 estados, el Distrito de Columbia y otros territorios del país, así como los casos repatriados, siendo California el estado más afectado por la enfermedad con más de 3 millones de casos y 33.739 muertos.

En medio del ascensos de infecciones y muertes por el coronavirus, Estados Unidos comenzó la campaña de vacunación contra la enfermedad el mes pasado.

El país ya distribuyó 35.990.150 dosis de vacunas contra la Covid-19 a los diferentes estados y administró 16.525.281 de dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

El país esperaba haber administrado 20 millones de dosis para fines de diciembre pasado.

Biden prometió administrar 100 millones en sus primeros 100 días en el Gobierno.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario