Hace 15 años, Evo Morales asumía la presidencia de Bolivia

Morales inició el 22 de enero de 2006, la primera de sus tres presidencias

Morales inició el 22 de enero de 2006, la primera de sus tres presidencias

El expresidente boliviano Evo Morales inició hace 15 años, el 22 de enero de 2006, la primera de sus tres presidencias en Bolivia, periodo en el que el país altiplano logró reducir la pobreza y la desigualdad social con un sostenido crecimiento económico.

Durante un discurso en el que asumió la presidencia en 2006, Morales señaló: “Sólo quiero decirles desde este lugar sagrado que con ayuda de ustedes hermanos y hermanas, quechuas, aymaras, guaraníes, queremos enseñar a gobernar con honestidad, con responsabilidad para cambiar la situación económica del pueblo boliviano”.

“Esta es nuestra historia; a estos pueblos jamás los reconocieron como seres humanos, siendo que estos pueblos son dueños absolutos de esta noble tierra, de sus recursos naturales”, dijo en otro tramo de su discurso.

Apenas asumió, Morales decidió cumplir con una de sus promesas de campaña y, en consecuencia, se redujo el salario como presidente constitucional en un 57%, al igual que varios funcionarios del Gobierno y de la administración pública.

El 1 de mayo de 2006, firmó el decreto 28.701 mediante el cual se declaró el fin del “saqueo de los recursos naturales” y el comienzo de un “proceso de nacionalización de los recursos del país”

El 1 de mayo de 2006, firmó el decreto 28.701 mediante el cual se declaró el fin del “saqueo de los recursos naturales” y el comienzo de un “proceso de nacionalización de los recursos del país”.

Los hidrocarburos, especialmente las reservas de gas y petróleo, se presentaron como el objetivo principal de las nacionalizaciones.

En 2008, Bolivia alcanzó su mayor crecimiento registrado, un 6,2 %, alcanzando en el tercer trimestre del año un tope del 7,1 %, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo al Banco Mundial (BM), durante la década 2004-2014, la economía boliviana creció a una tasa anual promedio del 4,9%, debido a los altos precios de las materias primas y a una política macroeconómica prudente.

En 2008, Bolivia alcanzó su mayor crecimiento registrado, un 6,2 %, alcanzando en el tercer trimestre del año un tope del 7,1 %, según datos del Fondo Monetario Internacional

Asimismo, la pobreza moderada bajó del 59% al 39%, entre 2005 y 2014, y el coeficiente de Gini de desigualdad pasó de 0,60 a 0,47, de acuerdo a la misma entidad financiera. Según datos oficiales, citados por la prensa, la pobreza se redujo del 60 al 37%.

Durante los gobiernos de Morales hubo millonarias inversiones en empresas públicas y en la industrialización de sectores como el gas natural, el principal producto de exportación del país.

El primer Gobierno de Morales, del Movimiento al Socialismo (MAS), finalizó el 22 de enero de 2010, aunque su mandato se extendía hasta el 22 de enero de 2011, debido a la implementación de la nueva constitución política del Estado que amplió los derechos de los pueblos originarios.

El 10 de noviembre de 2019, Morales renunció a la Presidencia y denunció un golpe de Estado por parte de las fuerzas armadas, apoyado por civiles, después de ganar las elecciones para un cuarto mandato consecutivo.

El 10 de noviembre de 2019, Morales renunció a la Presidencia y denunció un golpe de Estado por parte de las fuerzas armadas, apoyado por civiles, después de ganar las elecciones para un cuarto mandato consecutivo

Durante los comicios del 20 de octubre de dicho año, observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) dijeron que se registraron fraudes y otras irregularidades.

Sin embargo, expertos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) señalaron luego en un informe, citado por The Washington Post, que “no hay ninguna evidencia estadística de fraude”, lo que fue rechazado por el organismo interamericano.

Morales, quien había sido derrotado previamente en un referéndum que promovía su postulación para un nuevo mandato, viajó luego a México y se refugió en Argentina.

Tras su renuncia en noviembre de 2019, la senadora Jeanine Áñez, miembro de la alianza opositora Unidad Demócrata, asumió la presidencia provisional de Bolivia y casi un año después llamó a elecciones que ganó Luis Arce, ex ministro de Economía de Morales.

El exjefe de Estado boliviano regresó a su país el 9 noviembre pasado, donde fue recibido por una multitud en la ciudad de Villazón, cercana a la frontera entre Bolivia y la Argentina.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario