“El coronavirus está fuera de control en Inglaterra”, advirtió un enfermero británico

El enfermero contó también que cada vez llegan personas más jóvenes con coronavirus a terapia intensiva.

El enfermero contó también que cada vez llegan personas más jóvenes con coronavirus a terapia intensiva.

“El virus está fuera de control y la nueva cepa ha colapsado el sistema sanitario en el sur de Inglaterra y ahora el tsunami está llegando al Norte”, advirtió este miércoles Joan Pons, un enfermero conocido por ser un voluntario español de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Según las últimas cifras oficiales, más de 100.000 personas han muerto de coronavirus en el Reino Unido, el país de Europa más golpeado por la pandemia.

En diálogo con Télam, Pons, que trabaja en el Hospital de Sheffield, al norte de Inglaterra, dijo que la nueva variante británica del coronavirus está fuera de control y ha tenido que dejar su trabajo administrativo para volver a trabajar en lo que los británicos llaman la “primera línea”.

“He tenido que dejar mi despacho de dirección otra vez y he vuelto a la primera línea. He vuelto a trabajar en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), porque mi unidad está absorbiendo esos pacientes debido a no hay camas en el sur”, afirmó.

Contó que están ingresando pacientes de otras regiones porque Inglaterra se está quedando sin camas y, según su previsión, es probable que muy pronto también en su hospital ocurra lo mismo.

Falta de previsión

Dijo que le parece increíble que el Reino Unido haya sobrepasado este martes las 100.000 muertes por coronavirus y culpó al Gobierno británico por la falta de previsión.

Además, atribuyó la cantidad de contagios al descuido de mucha gente que ignora la cuarentena impuesta en el territorio británico desde mediados de diciembre.

“¿Entonces qué hacemos? ¿Jugar a Dios y decidir quién vive y quién muere? Me parece increíble que el Reino Unido, la sexta economía del mundo, se le hayan acabado los recursos sanitarios. Me parece una falta de previsión y una gestión fatal de nuestro Gobierno inglés”, expresó.

“El Gobierno inglés ha decidido poner titulares en vez de salvar a la población”

Joan Pons

En su opinión, esto pone en peligro al personal médico e instó al Gobierno a hacerse cargo ya de la situación.

Si bien agregó que es verdad que se está vacunando a muchísima gente, unas 6,5 millones de personas, consideró que los están utilizando como conejos de indias porque el Gobierno decidió espaciar doce semanas entre cada dosis, en vez de un máximo de seis, como lo aconsejan los científicos, los laboratorios y la Organización Mundial de la Salud (OMS)

“El Gobierno inglés ha decidido poner titulares en vez de salvar a la población”, apuntó Pons.

El enfermero contó también que cada vez llegan personas más jóvenes con coronavirus a terapia intensiva. El más joven tiene 40 y el más viejo 73, pero la franja de edad mayoritaria es de 40 a 49 años, lo que contrasta con la primera ola.

La salud pre-pandemia

Según un análisis del diario británico The Guardian, el Reino Unido entró en la pandemia con un mal estado de salud en muchos sectores de la población, lo que los volvió más vulnerables en la pandemia.

Por ejemplo, en 2018, la proporción de adultos que eran obesos ya había alcanzado el 28%, una cifra que casi se duplicó en 25 años y también se incrementó la cantidad de personas con diabetes.

A principios de 2020, unas 3,9 millones de personas fueron diagnosticadas con esa enfermedad, 100.000 más que el año anterior.

Por otro lado, el Reino Unido también tiene una población de ancianos sustancial, aunque una proporción menor de mayores de 65 años que vecinos europeos como Francia y Alemania.

Pero dado que las personas de 80 años o más tienen 70 veces más probabilidades de morir que las menores de 40 años, las personas mayores del país estaban en riesgo y los más vulnerables no estaban protegidos adecuadamente, como en el caso de las residencias de ancianos donde murieron más de 26.000 a causa del virus.

Entradas relacionadas