Se retomaron las indagatorias por espionaje ilegal en el AMBA

El juez Ramos Padilla investiga las presuntas maniobras de espionaje ilegal en el territorio bonaerense.

El juez Ramos Padilla investiga las presuntas maniobras de espionaje ilegal en el territorio bonaerense.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, retomó este lunes la ronda de indagatorias dispuesta en el marco de la causa en la que se investigan presuntas maniobras de espionaje ilegal desplegadas por funcionarios la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri en el territorio de la provincia de Buenos Aires.

Se trata del expediente en el que se investiga el denominado ‘Proyecto AMBA’ por el que ya fueron procesados el extitular de la AFI Gustavo Arribas y la exsubdirectora Silvia Majdalani, además del abogado Pablo Pinamonti, quien estaba al frente de ese armado.

La jornada del lunes

Esta mañana se negó a declarar Nicolás Carlos Digiano, uno de los funcionarios de la central de espía que cumplió el rol de coordinador o nexo entre Pinamonti y los jefes de las bases AMBA, ubicadas en las zonas de Ezeiza, San Martín, Haedo (Morón), Pilar, La Matanza y Quilmes y de tres bases históricas ubicadas en Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca.

La indagatoria prevista para este lunes fue una de las cinco previstas para esta semana, según pudo reconstruir Télam de fuentes judiciales con acceso al expediente.

Los procesamientos de Arribas y Majdalani

En diciembre pasado, Ramos Padilla procesó a los extitulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) del Gobierno de Cambiemos, Arribas y Majdalani, como coautores de “acciones de inteligencia prohibidas” y “abuso de autoridad” por espionaje ilegal en la provincia de Buenos Aires.

Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, dos de los funcionarios de la AFI macrista procesados.

Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, dos de los funcionarios de la AFI macrista procesados.

Los procesamientos fueron dispuestos en un desprendimiento del caso D´Alessio, en el que se investigan maniobras de espionaje político desplegadas desde las denominadas ‘bases AMBA’ durante los años 2016 y 2017.

espionaje habría tenido como objetivo a dirigentes políticos nacionales y territoriales, gremios y dirigentes gremiales, pero también a movimientos sociales, espacios comunitarios, actividades desarrolladas en comedores y escuelas y manifestaciones de cualquier tenor que pudieran ser leídas como contrarias a los intereses del expresidente Mauricio Macri.

El procesamiento, que incluyó embargos de hasta 20 millones de pesos, es el segundo que pesa sobre los exjefes de la AFI: el primero, también por espionaje ilegal, lo dispuso el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge en la causa en la que se investigan maniobras ilegales realizadas sobre el Instituto Patria y el domicilio de la entonces senadora y actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En el procesamiento, el juez Ramos Padilla concluyó que “existía una directiva de carácter general” que ordenaba a los agentes de la AFI “realizar inteligencia ilegal emanada de la máxima autoridad del organismo”, es decir Arribas y Majdalani.

Para el magistrado hubo “órdenes concretas para investigar ilegalmente a las agrupaciones, movimientos y actividades contrarias a los intereses políticos o electorales de la entonces gestión de Gobierno, que fijaba los parámetros específicos de producción de información que era de interés recopilar”.

El fallo de Irurzun

El 30 de diciembre, el Camarista federal Martín Irurzun emitió un fallo unipersonal en el que avaló un planteo formulado por la defensa Arribas, quien pretende que la investigación sobre espionaje ilegal contra opositores políticos de Cambiemos y movimientos sociales pase de Dolores (provincia de Buenos Aires) a los tribunales federales de Comodoro Py.

En un fallo de seis páginas, Irurzun le ordenó al juez federal Ariel Lijo que reclame la inhibitoria de su par de Dolores, Ramos Padilla, y le envíe el expediente.

Para conseguir este fallo, Arribas recurrió a la misma estrategia que utilizó para intentar que otra causa por supuesto espionaje ilegal (la que tramita en Lomas de Zamora): en lugar de formular los planteos de inhibitoria en las jurisdicciones en las que se encuentran radicados los expedientes, las formula en Comodoro Py, el lugar donde asegura que deberían tramitar.

Para hacer lugar al planteo de inhibitoria formulado por Arribas y rechazado en primera instancia, Irurzun destacó que las órdenes ilegales que se le atribuyen al extitular de la AFI habrían sido dadas desde la sede central del organismo de inteligencia radicado en la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de que las maniobras se hubieran desplegado en territorio bonaerense.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario