Trump, acusado de “traición histórica” por quienes serán “fiscales” en el juicio político

El esfuerzo para extender su control fomentando la violencia contra el Congreso fue una violación del juramento que hizo

El esfuerzo para extender su control fomentando la violencia contra el Congreso fue una violación del juramento que hizo

Los congresistas designados para ejercer la acusación contra Donald Trump en su juicio político argumentaron este martes que las acciones del expresidente durante el asalto al Capitolio constituyen una “traición de proporciones históricas” y representaron “una amenaza al sistema constitucional”.

En un escrito legal, los “managers”, como se conoce a los congresistas que actúan como una suerte de fiscales durante el impeachment, acusaron al magnate de provocar “violencia” contra el Congreso estadounidense en un intento de revertir “radicalmente” la certificación de Joe Biden como ganador de las elecciones.

“La responsabilidad del presidente Trump por los eventos del 6 de enero es inequívoca”, escribió el equipo de legisladores demócratas, que insistieron en que “un presidente debe responder completamente por su comportamiento en el cargo desde el primer día en la oficina hasta el último”, según reprodujo la cadena CNN.

“El esfuerzo de Trump para extender su control del poder fomentando la violencia contra el Congreso fue una profunda violación del juramento que hizo”, agregaron y resaltaron que “si provocar disturbios insurreccionales contra la sesión conjunta del Congreso después de perder las elecciones no es una ofensa objeto de un impeachment, es difícil imaginar qué lo es”.

“Incitó a una turba violenta a atacar el Capitolio de Estados Unidos” y su “deseo de permanecer en el poder a cualquier precio es una traición de proporciones históricas” que “exige una condena” al final de este juicio que comienza el 9 de febrero, señalaron.

Trump está acusado de "incitar a la insurrección" durante los disturbios y el asalto al Capitolio

Trump está acusado de “incitar a la insurrección” durante los disturbios y el asalto al Capitolio

El paso dado este martes es el primero de varias presentaciones legales que tienen que llevarse a cabo antes del comienzo del proceso, previsto para el martes próximo. 

El plazo para la respuesta de Trump a la citación del juicio, que se espera que verse sobre la inconstitucionalidad del proceso por no estar más en la Casa Blanca, vence al mediodía de ese martes, precisó la agencia de noticias Europa Press.

El Senado de Estados Unidos tumbó la semana pasada un intento republicano de declarar inconstitucional el proceso contra Trump, que ya se enfrentó a un juicio político a principios de 2020 por abuso de poder en el llamado “Ucraniagate”, del que terminó absuelto.

En esta ocasión, Trump está acusado de “incitar a la insurrección” durante los disturbios y el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero que dejó cinco muertos. 

La Cámara de Representantes, de amplia mayoría demócrata, aprobó iniciar el juicio político contra el exmandatario el 13 de enero, en una votación en la que hasta diez republicanos dieron su apoyo.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario