Una serie de videos invita a mirar el lado positivo de la pandemia

 

La cooperativa audiovisual apuesta a mostrar los conocimientos que la pandemia nos dejó.

La cooperativa audiovisual apuesta a mostrar los conocimientos que la pandemia nos dejó.

Al dolor, la ansiedad, la angustia, el tedio, y el cúmulo de sentimientos y emociones que los argentinos experimentan cada día durante la pandemia, los integrantes gentede una cooperativa audiovisual neuquina quieren contraponerles pensamientos positivos.

El resultado no es un tutorial de autoayuda sino una serie de videos a los que denominan “episodios” titulados “Yo aprendí” que buscan reflejar todos los saberes que nos permitieron sumar el coronavirus y el aislamiento.

Yo Aprendí Episodio 1

La iniciativa está encabezada por Danilo Raúl Hernández, un productor audiovisual neuquino, y su cooperativa La Coosa de la Patagonia. “Con el aislamiento, las producciones que veníamos haciendo quedaron stand by por falta de protocolos para la actividad, así que nos dedicamos a otras cosas para sobrevivir hasta que empezamos a buscar contar nuevas historias del tiempo que pasamos en cuarentena”, recuerda Hernández.

Al comienzo pensaron en producciones de ficción pero luego que ese tipo de envíos se multiplicaban y tenían que salir a competir incluso con gigantes como Netflix.

Yo Aprendí Episodio 2

“Entonces, como venía escribiendo un Método de Actuación para Deportistas para potenciar su talento cruzándolo con otras disciplinas se me ocurrió que venimos a este mundo a aprender y somos estudiantes eternos en un camino que se llena de obstáculos”, explica.

Yo Aprendí Episodio 3

Así fue como Hernández y la asistente de producción Delfina Buenanueva, comenzaron a preguntarse si la sociedad aprendería algo luego de la cuarentena.

El interrogante se tradujo en una convocatoria que hicieron desde las redes sociales de nuestra cooperativa en Facebook, Instagram y Linkedin. “La idea fue armar episodios cortos de entre 5 y 10 minutos, para ir emitiéndolos desde nuestro canal de Youtube. Hasta el momento hemos recibido casi 100 videos que se emitieron agrupados en episodios y continuaremos haciéndolos mientras nos sigan enviando material”, prometen en la productora.

Yo Aprendí Episodio 4

En las imágenes que pueden verse en la lista de reproducción creada enel canal de Youtube de la productora hay videos enviados desde todos los países de Latinoamérica, España e incluso una grabación de una periodista mexicana radicada en Moscú. Hernández reconoce que la convocatoria fue un verdadero desafío para quienes se animaron a responderla. “Al no estar entrenado ancestralmente a ver el lado positivo de las cosas, nos cuesta mucho darnos cuenta.

El biólogo molecular Estanislao Bachrach asegura que el cerebro busca la rutina y el automatismo para no correr riesgos y aprender y cambiar es difícil. Se nos hace difícil ver qué aprendimos, qué cambió a nuestro alrededor”.

 

Para el proyecto recibieron casi un centenar de videos de todo el mundo.

Para el proyecto recibieron casi un centenar de videos de todo el mundo.

Las respuestas son muy variadas. Algunos hablan de vivir el presente y dejar de preocuparse y de planificar cada detalle de la vida. Otros de disfrutar de los seres queridos ya que el trabajo y la educación remotos obligan a las familias a pasar más tiempo juntas. Pero también surgieron cuestiones prácticas como cocina, tejido, dibujo o música, o alguien que se quedó sin trabajo y debió reconvertirse y aprendió un oficio o rescató algún pasatiempo para convertirlo en su medio de vida.

“Literalmente aprendí a tejer, a revocar paredes y a hacer gimnasia desde casa. Metafóricamente hablando aprendí a tejer oportunidades, aprendí a reforzar lazos y vínculos a distancia y aprendí a ejercitar la creatividad y la paciencia”, cuenta Julia Calvo desde Córdoba.

Desde Buenos Aires Claudio Penso agrega: “Aprendí que puedo compartir todos los días un cuento, una metáfora a partir de las redes y que puedo trabajar con cualquier parte del mundo sin tener que tomar un avión”.

Yo Aprendí Episodio 5

“Después de leer los libros ‘El club de las cinco de la mañana’ y ‘Mañana milagrosa’ aprendí a potenciar esa franja horaria y la aproveché para escribir y terminar mi cuarto libro que está próximo a publicarse”, relata Mauricio Castillo Sánchez desde Bogotá, Colombia.

Alejandra Ramírez Castilla, en Veracruz, México confiesa: “Aprendí que en estos tiempos difíciles y aún en circunstancias adversas, siempre debes agradecer el presente como un gran regalo. Me tocó contagiarme de Covid y creo que a veces la vida te da un empujón para que aprendas a valorar lo que realmente importa”.

“Yo aprendí a dar clases por Zoom. Soy profesor de teatro y me reinventé”, dice orgulloso Junior Bouroncle desde Buenos Aires, quien asegura de que hay cosas que llegaron para quedarse: “Ahora cuando no llegás a encontrarte con tu compañera para ensayar, lo que hacés es tirar letra por videoconferencia”.

Yo Aprendí Episodio 6

Desde Madrid, España, Bea Urzáiz cuenta que es actriz y estaba haciendo una obra de teatro pero la pandemia la dejó sin posibilidades de actuar: “Entonces recavé en mi espiritualidad y como soy muy esotérica creé mi propia empresa, ‘El tarot positivo de Bea’, con la cual me he podido ganar la vida y ahora combino la actuación con el tarot”.

“Cuando Danilo me propuso el video me pareció interesante porque siempre se ve la parte fea de lo que es la pandemia y me gustó y quise colaborar. Además de un video en el que cuento que en pandemia aprendi a componer y edité mi propios disco, 5D, al que postulé para el premio Gardel a la mejor banda de sonido y al mejor álbum instrumental le ofrecí ayuda, y dos de mis temas musicalizan los episodios de Yo aprendí”, cuenta Nahuel Della Valle, de Neuquén, uno de los que sumó al proyecto que ellos definen coloquialmente como “mirar el vaso medio lleno”, 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario