Enrique Torres: “En mis telenovelas la mujer empoderada no es una novedad”

Torres regresa con dos propuestas

Torres regresa con dos propuestas

Enrique Torres, autor de las telenovelas argentinas más célebres de la década del ´90, que estrenó una serie en YouTube donde una mujer virgen queda embarazada inexplicablemente y prepara una reversión de “Perla Negra” para esa misma plataforma protagonizada por Anna Chiara del Boca, la hija de Andrea, aseguró que dentro de su carrera “la mujer empoderada no es una novedad”.

“Si mirás mi obra, la mujer empoderada no me tomó por sorpresa: ‘Antonella’ (protagonizada por Andrea del Boca en 1992) fue una mujer empoderada, ‘Perla’ (1994-1995) era una mujer empoderada, Muñeca (interpretada por Natalia Oreiro entre 1998 y 1999) también”, aseguró Torres a Télam desde su casa en Los Ángeles, donde vive desde hace 20 años.

“Yo fui educado en un ambiente machista -explicó- donde el hombre era privilegiado por el solo hecho de ser hombre, sumado a que en mi adolescencia fui jugador de fútbol en Chacarita, donde nunca escuché a nadie decir ‘estoy enamorado’ o ‘amo a mi novia’, hasta que un día me encontré con Anabella (Del Boca, hermana de Andrea)”.

Y fue de su propia experiencia que construyó esos galanes emblemáticos que, según Torres, “comenzaban con un moderado o alto grado de machismo”.

“Para mí era un desafío partir desde ahí porque ese personaje que se hacía odiar sobre todo en el mundo femenino, debía terminar siendo querible en la evolución de los capítulos”, sostuvo.

Dos décadas después de aquel furor, el año de la pandemia encontró a Torres estrenando en YouTube “La hija de dios”, co-escrita con Miguel Ángel Vega, que cuenta la historia de una joven hispana inmigrante que queda embarazada y nadie le cree que es virgen.

“El tema es muy simple: en el colegio nos enseñaron que las mujeres tienen dos cromosomas X y los hombres son XY. Si uno cree en el Espíritu Santo, si en el embarazo de María no intervino el espermatozoide, no pudo nacer un hombre, sino una mujer. Entonces, ¿Cristo fue mujer?”

Enrique Torres

La propuesta, de 10 capítulos de 10 minutos cada uno, se estrenó en el canal de YouTube Soapy Series que también alojará el mismo formato previsto para la reversión de “Perla Negra” protagonizada por Anna Chiara del Boca, donde su madre encarnará el papel que inmortalizó María Rosa Gallo, que comenzará a filmarse en marzo en Buenos Aires.

Télam: ¿Cómo surge la idea plasmada en “La hija de dios”?

Enrique Torres: Surgió hace 30 años. Lucas, el hijo que tenemos con Anabella, fue producto de seis años de tratamientos por esterilidad, que fueron un cachetazo a mi machismo porque como toda pareja en ese momento, la que se hacía atender era la mujer y si bien yo ya tenía dos hijos de mi matrimonio anterior, mi espermograma resultó una basura (se ríe). En alguna charla con el doctor me contó de una paciente con un embarazo partenogenético (cuando un óvulo se desarrolla sin la participación de la célula sexual masculina) y me dije “algún día voy a escribir algo”. Ese algo es “La hija de dios”.

T: La propuesta enfrenta la ciencia con la religión…

ET: El tema es muy simple: en el colegio nos enseñaron que las mujeres tienen dos cromosomas X y los hombres son XY. Si uno cree en el Espíritu Santo, si en el embarazo de María no intervino el espermatozoide, no pudo nacer un hombre, sino una mujer. Entonces, ¿Cristo fue mujer? Tomé la idea de ahí para contar la historia de María, de 15 años, que viene con sus padres atravesando el desierto desde México, llega a Los Ángeles y tres meses después está embarazada pero tiene el himen intacto. Paralelamente hay una discusión que se profundiza con este embarazo virginal entre una científica y el sacerdote.

T: ¿Cómo fue la experiencia de rodar en pandemia?

ET: Estamos felices porque el primer gran éxito de la serie fue que no hubo un solo contagio, nos cuidamos mucho. Acá hay una figura que es como un “oficial de covid” que controla que se cumplan todas las normas y que la vamos a repetir en Buenos Aires cuando hagamos finalmente “Perla Negra”.

T: ¿Cómo surge la idea de migrar un formato clásico a una plataforma como YouTube?

ET: Siempre me gustaron los desafíos y, en este caso, se corresponde con nuestra situación económica. No teníamos dinero para una serie de 10 capítulos de una hora. En 1994 “Perla Negra” tenía 200 capítulos de una hora y vamos a contar esa misma historia en 20 capítulos de 12 minutos. La diferencia es enorme pero es un costo que podemos asumir. En el caso de “La hija de dios” preferimos menos minutos, menos capítulos, pero con un nivel de calidad más que aceptable y lo logramos. No somos la Paramount o Warner, no podemos bancar una producción tan tremenda.

T: ¿Por qué, de todo tu repertorio, elegiste “Perla Negra” para hacer una remake?

ET: Porque el año pasado se dio por vez número 20 en Italia, la RAI la puso en pantalla otra vez y ganó en horario. Son esas historias mágicas que recorren el mundo y se van transformando. Tuvo muchas versiones, la última hace cuatro años cuando Telemundo hizo “Rosa Diamante”. Ahora enfrentaremos dos desafíos muy grandes: que la protagonista sea Anna del Boca, que aceptó ponerle el cuerpo y el alma a un personaje que su mamá hizo tan pero tan popular, y el de Andrea que va a hacer la villana que tan magníficamente hizo María Rosa Gallo, además de la dirección integral de la obra.

T: El público cambió mucho desde la versión original, ¿Creés que la historia va a funcionar igual en este formato?

ET: Yo confío. Hace mucho descubrí que cuando yo me emociono hay gente que se emociona conmigo, y que cuando yo me divierto, hay gente que se divierte conmigo. Esta nueva versión es una nueva manera de contar que me resulta divertida y que la gente las va a disfrutar más allá de que destila pasión a través de todos los personajes .

T: ¿Qué sucede hoy con el público de telenovelas en Argentina?

ET: Está desencantado. Esa ceremonia cotidiana que los unía frente al televisor ahora quedó reducida a las novelas turcas, que están ocupando el lugar que en su momento ocupó la telenovela argentina no solo en nuestro país sino en el mundo. Argentina producía entre 12 y 15 telenovelas por año y se emitían en todo el mundo. No sé qué es lo que pasó, sólo sé las consecuencias: nos hemos dejado comer el bacalao y nos hemos perdido una maravillosa fuente de entretenimiento y de trabajo porque hoy hay infinidad de desocupados en el mundo de los actores, técnicos, productores, es lamentable lo que ha pasado.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario