Ramos Padilla pidió que se unifiquen las causas por espionaje durante el macrismo

El juez federal de Dolores argumentó que la unificación permitirá una mejor investigación de los hechos.

El juez federal de Dolores argumentó que la unificación permitirá una mejor investigación de los hechos.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, pidió este martes que las causas relacionadas al espionaje ilegal se unifiquen para una mejor investigación de los hechos y también para “dar un profundo y amplio debate” sobre estos delitos para que “no se reiteren”.

El juez, quien desenmascaró al falso abogado Marcelo D’Alessio, pidió en un escrito de 23 páginas “evaluar la necesidad y conveniencia de que intervenga un único tribunal en el análisis de todas las conductas de espionaje político que se han acreditado en estos expedientes”.

El magistrado se refirió así a la causa que tramita en su juzgado y que investiga la existencia de una asociación ilícita entre espías de la AFI, miembros del ministerio público y exfuncionarios de la gestión de Mauricio Macri para extorsionar, pero también a las otras causas por espionaje ilegal, que tramitan en los tribunales federales de Lomas de Zamora y Ciudad de Buenos Aires, y que involucran a ex funcionarios, agentes de inteligencia y otras personas.

Luego de hacer ofrecer un detalle de las causas relacionadas, el juez Ramos Padilla –quien desde este viernes pasará a desempeñarse como juez federal de La Plata- solicitó que cada una de estas dependencias judiciales aporte “fecha de inicio (de la investigación), imputados, querellantes, operaciones de espionaje investigadas, modus operandi, estado actual de la causa y cualquier otro elemento que pueda ser útil para la sustanciación de la presente”.

También solicitó Ramos Padilla a sus colegas “copias de los actos procesales relevantes, como requerimientos fiscales, autos de mérito, planteos de competencia finalizados o en trámite, entre otras”.

En paralelo, Ramos Padilla solicitó que se corra vista de su pedido a las querellas, las defensas y al ministerio público fiscal, para que en un plazo de cinco días se expidan sobre “la pertinencia, conveniencia y oportunidad de unificar esos procesos; y, en su caso, las vías procesales por las que ello debería instrumentarse”.

La Sala IV de la Casación, con los votos de los camaristas Mariano Borinsky y Javier Carbajo y la disidencia de Ángela Ledesma, decidió que la investigación por el espionaje político que tramitaba en el juzgado de Lomas de Zamora a cargo de Juan Pablo Augé pasara a los tribunales de Comodoro Py, haciendo lugar así al pedido de los imputados Gustavo Arribas (ex titular de la AFI en la gestión macrista) y de Darío Nieto, ex secretario privado de Mauricio Macri.

Esta decisión fue recurrida por el abogado querellante Carlos Beraldi y entonces Casación decidió que se suspenda el traslado hasta que la Sala IV defina si hace lugar al pedido para que el recurso extraordinario llegue a la Corte Suprema.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario