Movimientos sociales se reunieron en Luján, a ocho años del pontificado de Francisco

Los movimientos sociales se concentrarán en Luján, a ocho años del pontificado de Francisco

Dirigentes y militantes de distintos movimientos sociales se reunieron este sábado en la Basílica de Luján, en un encuentro para rezar por el papa Francisco, al cumplirse ocho años del inicio de su pontificado.

Con fuerte presencia del Movimiento Evita, asistieron el secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, Fernando «Chino» Navarro; la intendenta de Moreno, Mariel Fernández; el intendente de Luján, Leonardo Boto; la diputada provincial Patricia Cubría y el líder de la CGT, Héctor Daer.

«Los movimientos populares rezamos por él«, dice la convocatoria de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), el Movimiento Evita, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) y del Movimiento Somos Barrios de Pie, entre otros.

«El Papa Francisco nos invitó a luchar contra un sistema de explotación que tanto daño nos hace para que la economía esté al servicio de los pueblos. Desde los Movimientos Populares nos comprometemos a misionar tu visita para que nos ayude a hermanarnos como pueblo para que a ninguna familia le falte tierra, techo y trabajo», enunció Lucas Pedró, integrante de la agrupación Misioneros de Francisco.

Según un comunicado difundido por la UTEP, el obispo Jorge Eduardo Scheinig, de la diócesis Luján-Mercedes cerró la jornada y brindó una celebración por este octavo aniversario.

«Hoy yo quiero agradecerles a los Movimientos Populares este gesto y también traer el saludo del Papa Francisco a todos ustedes en este día. Es muy importante que Francisco sienta el cariño de su pueblo ya que hoy su tarea es esencial en todo el mundo: él es el hombre de la paz y la fraternidad», remarcó el religioso.

«El papa Francisco es el líder mundial que expresa los sueños de los movimientos populares. Lo que nosotros planteamos en la Argentina, él lo amplificó tremendamente por el mundo»

Esteban «Gringo» Castro, secretario general de la UTEP

Asimismo destacó que en estos 8 años Francisco «ha convocado a distintos encuentros mundiales de los movimientos populares en El Vaticano, en Bolivia y otra vez en el Vaticano».

«En un momento donde acá en la Argentina nos gritaban ‘choriplaneros’, nos insultaban, Francisco nos califica como actores y movimientos sociales; nos habla de que los pobres no esperan a nadie, de que estudian, trabajan y se organizan. Todas manifestaciones contrarias a la discriminación que veníamos recibiendo los movimientos sociales o aquel padre o madre de familia que recibía agravios por recibir un beneficio del Estado», aseveró.

«Hay que lograr que Francisco pueda venir a la Argentina. Lo planteó el otro día cuando dijo que iba a hacer alguna visita al Uruguay, al sur del Brasil y esperamos que pase por la Argentina. Eso sería muy bueno, fantástico, para todos»

Esteban Castro

El encuentro se realizó al aire libre por las restricciones por la pandemia de coronavirus y, al respecto, Castro precisó que a esta celebración se sumaron «tanto católicos como no católicos, que se sienten llamados por el mensaje del Papa» y también el grupo Generación Francisco, una organización de laicos que viene trabajando por la «cultura del encuentro».

«Francisco es un líder mundial que salió de Argentina y que entiende el proceso de organización popular que debemos generar en nuestro país, Latinoamérica y el mundo. Por eso tenemos que hacer el esfuerzo de cuidarlo mucho más, desde lo afectivo y lo conceptual», indicó el líder de la UTEP.

Finalmente, añadió: «Hay que lograr que Francisco pueda venir a la Argentina. Lo planteó el otro día cuando dijo que iba a hacer alguna visita al Uruguay, al sur del Brasil y esperamos que pase por la Argentina. Eso sería muy bueno, fantástico, para todos».

Días atrás, durante una conferencia de prensa que ofreció en el avión que lo llevó desde Bagdad a Roma, el Papa aseguró que visitará la Argentina «cuando se dé la oportunidad», tras recordar que debió cancelar un viaje al país en 2017 por motivos ajenos a él, y disipar cualquier «fantasía» respecto a una eventual visita.

«Cuando se dé la oportunidad se deberá hacer. Argentina, Uruguay y el Sur de Brasil, ya que hay una similitud cultural», planteó el pontífice en relación a un eventual viaje a su país de nacimiento.

Previous post EEUU registra más de 61.000 nuevos contagios por coronavirus en un día
Next post Posse y Lousteau cerraron la campaña con vistas a la interna del 21 de marzo