EEUU insiste en que si Irán vuelve a lo pactado, puede levantar las sanciones

El Departamento de Estado confirmó que Rob Malley viajará a Viena para encabezar la delegación estadounidense

El Departamento de Estado confirmó que Rob Malley viajará a Viena para encabezar la delegación estadounidense

Estados Unidos se declaró este lunes dispuesto a revisar sus sanciones contra Irán, si este país vuelve a cumplir con las metas del acuerdo nuclear que el propio Washington abandonó hace tres años, declaración que busca ser un gesto antes del inicio mañana de las conversaciones indirectas que encabezará la Unión Europea (UE) para salvar el pacto que las potencias firmaron con Teherán en 2015.

La declaración estadounidense de este lunes gira en círculo sobre un punto que Washington y Teherán hacen público hace meses: quién da el primer paso ya que Irán pretende primero el levantamiento de las sanciones y Estados Unidos aspira antes al cumplimiento de lo acordado.

El Departamento de Estado confirmó que Rob Malley, el encargado para la política con Irán del gobierno de Joe Biden, viajará a Viena para encabezar la delegación estadounidense, pero dejó en claro que no esperaba reunirse con su homólogo iraní, quien afrimó lo mismo el domingo.

Biden ya expresó su respaldo a regresar al acuerdo de 2015, pero insiste en que Irán debe acatar las medidas acordadas entonces y que empezó a incumplir tras las sanciones impuestas por el expresidente estadounidense Donald Trump cuando retiró al país de aquel pacto de manera unilateral y pese a las críticas de la UE.

“No se puede negar que estamos abordando esto con urgencia”, dijo a la prensa el vocero del Departamento de Estado, Ned Price, quien reiteró que Estados Unidos estaba dispuesto a estudiar el levantamiento de las sanciones, pero solo las relacionadas con la cuestión nuclear.

“La formulación original es la que todavía se mantiene hoy: es el levantamiento limitado de las sanciones nucleares a cambio de límites permanentes y verificables en el programa nuclear de Irán”, dijo en referencia al texto del acuerdo.

El domingo, el vicanciller iraní, Abbas Araghchi, había aclarado que su país no hablaría en Viena “directa o indirectamente con Estados Unidos”, a menos que Washington vuelva al acuerdo y levante las sanciones en su contra.

Al salir del pacto, Trump impuso amplias sanciones que incluyen la prohibición de que cualquier otro país comprara el petróleo de Irán, una exportación crucial para el país.

Otros gobiernos estadounidenses impusieron sanciones en el pasado, entre ellas algunas por violaciones a los derechos humanos en Irán, que también irritaron a los líderes de Teherán, pero Washington no las puso sobre la mesa en las conversaciones nucleares, reseñó la agencia de noticias AFP.

El acuerdo nuclear original de 2015 fue firmado también por Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia, potencias que buscan el regreso de Estados Unidos.

Irán dijo que la reunión de mañana de los llamados 4+1 países era para “hablar del camino del levantamiento de las sanciones”.

“Que la agenda de la comisión conjunta produzca un resultado o no depende de que los europeos y los 4+1 recuerden a Estados Unidos sus obligaciones y de que los estadounidenses actúen de acuerdo con sus compromisos”, dijo en Teherán el vocero Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh.

La Unión Europea dijo que su mediador mantendrá “contactos separados” con Estados Unidos en Viena.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario