Murió el presidente de Chad tras ser herido en combate con rebeldes

Idriss Déby Itno estuvo en el poder 30 años

Idriss Déby Itno estuvo en el poder 30 años

El presidente de Chad, Idriss Déby Itno, en el poder desde hacía 30 años, murió este martes a causa de las heridas recibidas en una operación militar contra rebeldes del norte del país durante el fin de semana, anunció el Ejército a través de la radio y la TV públicas.

Un consejo militar de transición dirigirá la excolonia francesa los próximos 18 meses, liderado por uno de los hijos de Déby, Mahamat Idriss, de 37 años, dijo el Ejército, que además anunció un toque de queda nocturno desde las 18.

El Ejército prometió elecciones “libres y democráticas” cuando termine la etapa de transición.

El impactante anuncio llegó apenas horas después de que el organismo electoral del país africano declarara a Déby, de 68 años, ganador de las elecciones del 11 de abril pasado, allanando el camino para que permaneciera en el poder seis años más.

“El presidente de la República, jefe de Estado y jefe de las fuerzas armadas, Idriss Déby Itno, acaba de expirar, defendiendo la integridad territorial en el campo de batalla”, dijo el vocero.

Déby, militar de carrera y líder del partido Movimiento de Salvación Patriótica, llegó al poder en diciembre de 1990 tras encabezar una rebelión contra el entonces presidente Hissene Habré

“Con gran amargura anunciamos al pueblo chadiano su muerte, el 20 de abril de 2021”, agregó el portavoz, general Azem Bermandoa Agouna, leyendo un comunicado transmitido por radio y televisión, informó la agencia de noticias AFP.

Déby, militar de carrera y líder del partido Movimiento de Salvación Patriótica, llegó al poder en diciembre de 1990 tras encabezar una rebelión contra el entonces presidente Hissene Habré y había sobrevivido a varias revueltas e intentos de golpes de Estado.

Había ganado las elecciones de 1996 y 2001 y, luego de eliminar los límites para ejercer más mandatos, volvió a ganar los comicios de 2006, 2011 y 2016.

“Se ha instaurado un consejo militar dirigido por su hijo, el general Mahamat Idriss Déby Itno”, dijo el portavoz militar.

“Una vez finalice esta transición, se instaurarán nuevas instituciones republicanas para organizar elecciones libres, democráticas y transparentes”, prosiguió.

Agregó que el Consejo Militar de Transición “garantiza la independencia nacional, la integridad territorial, la unidad nacional, el respeto de los tratados y acuerdos internacionales”.

Ministros y oficiales de alto rango habían informado que el jefe de Estado acudió el sábado y domingo al frente, donde el Ejército se enfrentaba a los rebeldes, que habían lanzado una ofensiva desde su retaguardia en Libia, el día de las elecciones, el 11 de abril.

Los rebeldes aseguraron el lunes en un comunicado que Déby había resultado herido, pero la información no había sido confirmada oficialmente.

El presidente había ganado las elecciones de 1996 y 2001 y, luego de eliminar los límites para ejercer más mandatos, volvió a ganar los comicios de 2006, 2011 y 2016

El Ejército de Chad afirmó también el lunes que había matado a más de 300 rebeldes, implicados en una incursión en el norte del país, y que cinco militares murieron en combate. El Gobierno aseguró poco después que la situación estaba bajo control.

No obstante, el lunes por la mañana se desplegaron tanques por las principales avenidas de la capital, Yamena, dando lugar a escenas de pánico en algunos barrios. Horas después fueron retirados.

Déby fue un gran aliado de Francia en la lucha contar el extremismo islámico en África, y prestó su país para que el Ejército francés instalara una base. Chad, de 15 millones de habitantes, forma parte de una una región convulsa.

Enclavado entre Libia, Sudán y República Centroafricana, entre otros, es un factor de peso en la guerra contra los yihadistas de la región, a la que contribuye con tropas y armamento.

En febrero de 2019, rebeldes chadianos que entraron desde Libia con la intención de derrocar a Déby fueron frenados por tropas francesas. En febrero de 2008, un ataque rebelde llegó a las puertas del palacio presidencial, pero logró ser detenido in extremis.

Entradas relacionadas