López Obrador se comprometió a dejar de exportar petróleo crudo

López Obrador rectificó en marzo pasado su propia meta de elevar la producción de los actuales 1,7 millones de barriles diarios a 2,4 millones al día en 2024, su último año en la Presidencia.

López Obrador rectificó en marzo pasado su propia meta de elevar la producción de los actuales 1,7 millones de barriles diarios a 2,4 millones al día en 2024, su último año en la Presidencia.

El Gobierno de México participó hoy de la Cumbre de Líderes sobre el Clima convocada por Estados Unidos y prometió que dejará de exportar petróleo crudo y concentrará la producción al mercado nacional, lo que además le permitirá dejar de comprar combustibles en el exterior.
 
“Aunque hemos descubierto tres grandes yacimientos de hidrocarburos, el petróleo que estamos descubriendo se destinará, básicamente, a cubrir la demanda de combustibles del mercado interno; y se acabará con la práctica de exportar petróleo crudo y comparar gasolinas, de esta manera vamos a evitar el uso excesivo de combustibles fósiles”, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.
 
El mandatario participó de manera virtual desde el Palacio Nacional, sede del Ejecutivo federal y residencia presidencial, e informó al resto de los líderes internacionales que ya están modernizando las plantas hidroeléctricas nacionales para reducir el uso del fueloil -un residuo de la destilación fraccionada del petróleo- o carbón en la producción de electricidad.
 

El plan nacional energético de López Obrador

“La energía que se produce con agua es limpia y barata, de allí que hemos decidido cambiar turbinas antiguas por equipos modernos, lo cual nos permitirá utilizar el agua de los embalses para producir energías sin construir nuevas presas y sin cambiar afectaciones”, explicó, citado por la agencia de noticias Sputnik.
 
El plan nacional energético mexicano consiste en producir en sus seis refinerías los combustibles que el país consume para dejar de importar hasta el 80% de productos refinados y gas natural, sobre todo desde Estados Unidos.
 
López Obrador rectificó en marzo pasado su propia meta de elevar la producción de los actuales 1,7 millones de barriles diarios a 2,4 millones al día en 2024, su último año en la Presidencia.

Entradas relacionadas