Amenazas de muerte al candidato de Podemos y carteles de Vox calientan la campaña

Pablo Iglesias encabeza la lista de "Unidas Podemos" en Madrid

Pablo Iglesias encabeza la lista de “Unidas Podemos” en Madrid

El candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, recibieron sobres anónimos con amenazas y balas de fusil, hecho que fue repudiado por el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez.

Iglesias adelantó que denunciará ante la justicia las amenazas recibidas en una carta que iba acompañada de cuatro proyectiles calibre 7.62 completos y advirtió que, en realidad, se trata de “una amenaza a la democracia”.

También el ministro Grande-Marlaska y Gámez presentaron la correspondiente denuncia ante los cuerpos de seguridad.

Las amenazas vienen a agudizar la polémica de una campaña de por sí tensa por carteles proselitistas del partido derechista Vox que cuestiona la atención en el país a los menores llegados sin acompañantes (menas), que merecieron el repudio de varios sectores.

“Pablo Iglesias Turrión. Has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tu estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota”, dice el texto que recibió el referente izquierdista, que lo publicó en su cuenta de la red Twitter junto a una foto con las cuatro balas, el sobre a su nombre y la dirección de la cartera de Interior.

Iglesias escribió: “Amenazas y más amenazas para que dejemos de hacer política, y que cada vez van un poco más lejos”.

Para el candidato, se trata de una “consecuencia más de la normalización y el blanqueamiento del discurso de odio de la ultraderecha”, de la “normalización mediática de bulos y mentiras” contra Podemos y de la “impunidad”, según sitios de medios españoles.

“Si crees que esto no va contigo, te equivocas. Porque no solo me están amenazando de muerte a mí y a mi familia y a cargos del Gobierno y del Estado. Te están amenazando a ti, están amenazando tu derecho a votar a quien te dé la gana y a ejercer tu libertad”, insistió.

El presidente Sánchez expresó su “rotunda condena a las graves amenazas” recibidas por Grande-Marlaska, Gámez e Iglesias, y, también en la red Twitter, publicó: “Para afrontar cualquier discrepancia, la palabra. Ante las amenazas y la violencia, justicia y democracia”.

Las amenazas llegaron en medio de una campaña proselitista compleja por las elecciones autonómicas en Madrid, que se celebrarán el 4 de mayo.

Iglesias, que dejó en marzo la vicepresidencia segunda para ser candidato de Unidas Podemos, y Grande-Marlaska fueron señalados varias veces por grupos de extrema derecha de ser suaves con la llegada de migrantes y el separatismo catalán.

Y Gámez, tras su designación el año pasado, se convirtió en la primera mujer que dirige el cuerpo de la policía estatal.

Las amenazas vinieron a sumarse a una campaña áspera, subidas de tono sobre todo esta semana por los carteles de Vox que comparan la pensión jubilatoria con el costo mensual de los menores extranjeros no acompañados que llegaron al país.

El Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid rechazó el pedido de retiro cautelar del cartel instalada en la estación Sol del subte de Madrid, un pedido que había hecho la Fiscalía Provincial.

Para el juzgado, “no se da ni peligro por la demora, ni apariencia de buen derecho”.

La Fiscalía reclamaba “en el plazo más breve posible” la retirada del cartel publicitario donde se ve a un menor con el rostro cubierto a medias y la leyenda “Un mena, 4700 euros al mes” y el rostro de una mujer mayor y la leyenda “tu abuela, 426 euros de pensión al mes”. “Protegé Madrid, votá seguro”, concluye la publicidad.

La solicitud de retirada del cartel apuntaba, en verdad, a “todos los de idéntico contenido expuestos en cualquier otro espacio publicitario y colocado por el anunciante denunciado”.

González Lara criticó duramente los carteles de la campaña de Vox

González Lara criticó duramente los carteles de la campaña de Vox

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Lara, fue la voz del Ejecutivo que salió a cuestionar la propaganda electoral de Vox, fuerza a la que acusó de “denigrar la democracia” y el buen nombre de España con su cartel.

“Como ministra me preocupa porque los autores del cartel denigran la democracia y el buen nombre de España, un país abierto, solidario e integrador y cuya imagen se mantiene bien alta”, remarcó González Laya en una presentación en el Congreso.

La canciller se declaró “indignada” con la publicidad porque “miente en las cifras” para denunciar “un supuesto agravio” entre los mayores y los menores extranjeros no acompañados, además de colocar a este colectivo vulnerable “en el punto de mira”, reportó la agencia Europa Press.

Para la jefa de la diplomacia española, es lamentable que existan partidos o movimientos que, “reverenciando la historia, desconocen o fingen desconocer las lecciones de un siglo pasado atroz en persecuciones y señalamientos”. “Éste no es el camino”, subrayó.

Advirtió además que el cartel generó que “niños y niñas hoy utilizan el metro con más miedo y con más peligro en muchos casos” y dejó en claro que “como ciudadanos, no puede tolerarse eso”.

El titular de Vox, Santiago Abascal, no se pronunció directamente sobre la cuestión, pero replicó en su cuenta de Twitter la decisión judicial de no retirar la cartelería y algunas informaciones sobre “violencia contra Vox, amparada por Marlaska, en Navalcarnero” y fotos de un acto en Las Rozas junto a la candidata de la fuerza en Madrid, Rocío Monasterio.

Entradas relacionadas