La Ciudad analiza restringir comercios, cerrar accesos y clases virtuales

La idea es que la gastronomía sea 100% al aire libre

La idea es que la gastronomía sea 100% al aire libre

Restringir el horario comercial, reforzar los controles en el transporte con cierres de pasos vehiculares entre la Ciudad y el Conurbano e incorporar la educación virtual para alumnos de la secundaria son parte de las medidas que analiza implementar desde el sábado el Gobierno porteño para bajar la circulación de personas y frenar los contagios de coronavirus.

Las nuevas medidas

Las nuevas restricciones fueron examinadas en la sede del Ejecutivo porteño, en el barrio de Parque Patricios, por distintos funcionarios de la gestión que encabeza Horacio Rodríguez Larreta. No obstante, serán definidas este viernes luego de los anuncios que se esperan den a conocer desde el Gobierno nacional.

El foco de las medidas está puesto en la actividad comercial, sobre todo en la gastronómica, y en los controles a la movilidad, aunque también se evalúa la posibilidad de un esquema para la educación que combine la presencialidad con la virtualidad.

Las clases

Según indicaron a Télam fuentes de la administración porteña, se proyecta un sistema mixto en el cual los alumnos de los niveles de educación inicial y primaria permanezcan con la presencialidad en las escuelas, mientras que los estudiantes del secundario, a excepción de los que cursan el último año, vuelvan a la modalidad virtual como en el 2020.

La idea es que la gastronomía sea 100% al aire libre

La idea es que la gastronomía sea 100% al aire libre

Al respecto, el subsecretario de Atención Primaria de la Salud de la Ciudad, Gabriel Batistella, reconoció que “se pueden tomar otras medidas que no sea el cierre total o la apertura total (de las escuelas), hay grises que se pueden ir trabajando”.

La actividad comercial

Por otra parte, los funcionarios porteños analizaron las restricciones para implementar en la actividad comercial, entre las cuales se barajó un cambio en el horario de atención de los negocios no esenciales, que actualmente pueden funcionar de 9 a 19.

Allí, la idea es que los locales abran más tarde para no saturar con los trabajadores del rubro los medios de transporte en el horario pico de la mañana y lograr una movilidad escalonada; mientras que también está la iniciativa para que cierren una hora antes, a las 18.

en el Gobierno porteño intentarán defender la “mayor presencialidad posible”

en el Gobierno porteño intentarán defender la “mayor presencialidad posible”

“La idea es que la gastronomía sea 100% al aire libre y que no se pueda ingresar a los comercios. O sea, que el comerciante atienda desde adentro del local y la gente espere en la vereda”, precisaron a Télam fuentes del Ejecutivo local.

La circulación

Otra cuestión que se trabaja en forma conjunta entre las tres jurisdicciones -Nación, Provincia y Ciudad- tiene que ver con la circulación de personas, y el fortalecimiento de controles en el egreso e ingreso a la Ciudad de Buenos Aires desde los municipios del Conurbano bonaerense.

En ese sentido, estudian el cierre de una veintena de pasos vehiculares de los 84 que conectan ambas jurisdicciones, entre las 20 y las 6, en un esquema similar al que se puso en práctica en el 2020 al inicio de la cuarentena; mientras que se profundizarán los controles en el transporte público para constatar que sea utilizado por trabajadores esenciales.

Se evalúa la limitación de las reuniones sociales y familiares en los domicilios particulares ya que, según manifestaron, podrían aumentar este tipo de encuentros ante la llegada de las bajas temperaturas que desalientan las reuniones al aire libre.

Y por último también se restringirá nuevamente la actividad de la construcción y se impondrá la vuelta al teletrabajo de algunas actividades profesionales, como abogados, escribanos y contadores.

Entradas relacionadas