Abbas insiste: las elecciones se hacen si puede votarse en Jerusalén Este

Los comicios legislativos están convocados para el 22 de mayo

Los comicios legislativos están convocados para el 22 de mayo

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, condicionó la realización de las elecciones legislativas previstas para el 22 de mayo a que el gobierno de Israel permita el sufragio a los residentes en Jerusalén Este, una posibilidad que ya insinuaban algunos asesores.

«La decisión es política y debe ser apropiada para el futuro de las elecciones», le transmitió Abbas a líderes palestinos en una reunión en la que se analizó la negativa de Israel de permitir votar a los residentes de esta zona.

Remarcó además que “el pueblo palestino de Jerusalén Este tiene derecho a votar y a presentarse como candidatos en las próximas elecciones», según la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

En respaldo a la decisión se pronunció el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que subrayó en un comunicado que «las elecciones son un derecho inherente del pueblo palestino» que está «aplazado desde hace mucho tiempo», y destacó que es “un importante punto de inicio para el fin de la división».

Los Territorios Palestinos Ocupados, donde no hay comicios desde 2006, llamaron a elecciones legislativas para el cuarto sábado de mayo, presidenciales para el 31 de julio y de Consejo Nacional Palestino para el 31 de agosto.

Las autoridades palestinas, Naciones Unidas y la UE reclamaron a Israel que garantice que los palestinos residentes en Jerusalén Este puedan votar, reportó la agencia DPA.

Los Acuerdos de Oslo contemplan ese paso y la Comisión Electoral señaló que cerca de 150.000 personas podrían hacerlo en sus alrededores, aunque no se aclaró la situación de los residentes en esta zona de la ciudad, que la comunidad internacional considera como bajo ocupación israelí.

Hace dos semanas, Nabil Shaath, asesor de Abbas, había considerado «muy probable» posponer sin fecha la compulsa y revelado que el canciller Riyad al-Maliki viajó a Europa en busca de presionar a Israel sobre el tema.

Abbas, de 85 años, insistió: “No iremos a las urnas sin Jerusalén. Tan pronto como Israel acepte que haya votación, las celebraremos”.

En el encuentro que juntó a los partidos y organizaciones que integran la Organización para la Liberación de Palestina en Ramala, sede administrativa de la Autoridad Palestina próxima a Jerusalén, Abbas advirtió que “no se trata de un tecnicismo legal, sino de una cuestión política fundamental”, informó el diario Haaretz, citado a la vez por El país de Madrid.

Israel ocupó militarmente la parte oriental de Jerusalén en 1967 y la anexionó unilateralmente en 1980, y desde entonces ejerce su soberanía sobre toda la ciudad y prohíbe las actividades políticas de los palestinos.