En Tinate se recordó los 75 años del Malón de la Paz

en tinate se recordo el Malón de la Paz

Han pasado 75 años del heroico Malón de la Paz, el hecho que protagonizaron nuestros abuelos con partida desde Abra Pampa el 15 de mayo de 1.946. En los últimos años la fecha tomó importante reivindicación, pero tristemente luego de 75 años, todavía no se logró la titulación de las tierras desde el gobierno de turno.

El acto conmemorativo de los 75 años del Malón de la Paz, tuvo epicentro en la comunidad de Tinate (localidad cercana al pueblo de Cochinoca) con la presencia de referentes de comunidades, tales como: Lumara, Queta, Cochinoca, Rinconada, Rachaite, autoridades gubernamentales de Abra Pampa; en representación del intendente Ariel Machaca lo hizo el Secretario Rural Raúl Prieto y del Consejo Departamental de Pueblos Originario.

malon de la paz

En esta oportunidad no se contó con la presencia de ningún Abuelo Malonero. Según se sabe que actualmente en vida solo quedan 3 Abuelos Maloneros, pero cada vez se les hace más difícil poder trasladarse, más en esta ocasión pandémica.

Previo a la partida de la comitiva desde Abra Pampa con destino a comunidad de Tinate, se realizó el izamiento de la Bandera Nacional y Wipala en Plaza central de la ciudad, acompañados por autoridades de dirección de Cultura dependiente del gobierno local.

Luego del permiso correspondiente a la Pachamama, se realizó el acto protocolar con importante presencia de público que se llegó hasta el propio domicilio del Malonero Antolín Flores, quien ya descansa en paz ya hace casi un año.

Hubo palabras alusivas a cargo de diferentes referentes comunitarios, entre ellos el homenaje del poeta Daniel Aparicio a la memoria de Antolín Flores con una poesía dedicada especialmente a su persona extinta, como así también el recitando poesías de su autoría del libro en referencia a Los Maloneros, entre ellos el que deslumbra cuando salieron desde localidad de Tinate al Malonero Narciso López, el más menor de la caravana en ese entonces.

Luego del emotivo acto y de un almuerzo comunitario, hubo caminata simbólica hacia las turísticas Peñas de Ascalte, dejando atrás una jornada conmemorativa a los 75 años del Malón de la Paz con contenido reflexivo y analista de la situación de ayer y hoy para con los Pueblos Originarios.

Recordemos que el Malón de la Paz fue bautizado así en el trascurso de la gran caminata, pero inicialmente partía desde Abra Pampa como “La caravana de la Victoria”. Se calcula que el contingente inicial fue alrededor de 100 nativos y la primera noche pernoctaron el Casabindo.

A medio camino, La Caranava casi se termina debido al fallecimiento accidentalmente de uno de sus integrantes. Al llegar a Buenos Aires, luego de casi 4 meses de caminata, fueron recibidos por el propio presidente nacional Juan Domingo Perón y esperanzados por el propio Perón que iban a recibir sus títulos de tierra, pero con el paso de semanas, fueron cada vez más militarizados y finalmente obligados a la fuerza para volver a Abra Pampa con las manos vacías.

malon de la paz

Al hijo de Tinate, Antolin Flores el Malonero

Caminito sinfín del arriero,
huellantes por cerros y pampas,
que llevan a las fronteras
y al vientre de la madre patria.

Silencioso engreído y sonante,
cuando en filas las tropas de burro,
huellante por cascos y ojotas,
por coyas que andaban polviando.

Por las rutas de los caravaneros,
tiende consuelo reanima a los caminantes,
el altar compuesto de piedras,
apacheta milenaria de historia.

Con el tilín de los cencerros sonando,
la tierra un arriero nos entregó,
los padres del linaje los Flores
lo llamaron Antolin.

La cuna fue preparada
en la honda puna en extensión,
en el lugarcito llamado Tinate
nació la guagua ya con una misión.

Cumplir un 15 de mayo,
cerro abajo como un arriero,
llegar a la fedérala
con el mandato del pueblo,
ser parte del malonero.

Tierra del norte Argentino,
corazón de raza rebelde,
no por gusto sino por justicia,
el territorio es nuestro
y no del gobierno gringo.

Huellante caminito del Inca,
hasta las piedras reverencian,
el paso de aquel entonces
la marcha de nuestros tatas
deseando ser en papeles,
los coyas absolutos dueños.

Hoy me queda antes de que vuelen ,
prendido en las alas del cóndor
dar mi homenaje a la tropilla de coyas
llamado los maloneros.

Malonero Antolín Flores,
mi verso te entrego
que tu lucha no fue olvidada.

La generación del presente,
recorrerán esas huellas
hasta no haber logrado
la iniciativa aquella.

Mi saludo a cada lucero,
que seguro siguen de pie
los tatas que se marcharon,
con la idea pelear por lo nuestro.

Autor: Daniel B. Aparicio

Entradas relacionadas