Cuba autoriza a crear pequeñas y medianas empresas con excepción de sectores estratégicos

El presidente Díaz-Canel subrayó que la decisión de reconocer a estos nuevos actores quitará "al Estado de actividades que no son fundamentales en el desempeño económico".

El presidente Díaz-Canel subrayó que la decisión de reconocer a estos nuevos actores quitará “al Estado de actividades que no son fundamentales en el desempeño económico”.

El Gobierno cubano autorizó este miércoles la constitución de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) tanto en el sector público como en el privado, aunque excluyó algunas áreas estratégicas.

“Con esta decisión estamos aprobando cómo ordenar los actores que intervienen en nuestro escenario económico, lo cual va más allá del simple reconocimiento de alguno de ellos”, dijo el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, citado por el diario Granma.

El primer ministro, Manuel Marrero, aseguró, en tanto, al presentar el tema, que la modificación ratifica que la empresa estatal “es el sujeto principal de la economía nacional y, como tal, tiene que desempeñarse”.

Marrero detalló en una reunión del Consejo de Ministros que las empresas privadas podrán constituirse siempre que no se encuentren en el listado de actividades prohibidas para el sector privado.

Qué áreas quedarán reservadas al Estado

 
Las nuevas mipymes cubanas no podrán dedicarse, entre otros ámbitos, al sector de la salud, telecomunicaciones ni energía, que son considerados estratégicos por el Gobierno cubano.

Estas nuevas sociedades tampoco podrán dedicarse a algunas actividades que sí están permitidas para trabajadores por cuenta propia en el país, como la de programador informático, traductores e intérpretes, veterinarios para animales domésticos, diseñadores ciertos tipos de consultorías, entre otras.

Se busca descomprimir al sector estatal para hacerlo más operativo.

Se busca descomprimir al sector estatal para hacerlo más operativo.

Las medidas se enmarcan en la crisis económica del país caribeño, golpeado por la pandemia de coronavirus, que llevó a una contracción del 11% del PIB en 2020.

Si bien el Gobierno de Díaz-Canel no acometió reformas estructurales, dio pasos en el reconocimiento de otros actores en la economía y, en ese marco, prometió liberar al sector privado el pasado mes de febrero.

Por un sector estatal “más proactivo”

 
Díaz-Canel subrayó que la decisión de reconocer a estos nuevos actores quitará “al Estado de actividades que no son fundamentales en el desempeño económico”.

“Necesitamos que el sector estatal sea más proactivo, que sea más eficiente, que se sacuda un poco de la inercia, que sea más innovador. Aquí todo lo que sea ineficiente, lo que sea corrupto e ilegal; todo lo que no tenga una dinámica de trabajo y no sea innovador y proactivo, es dañino, sea estatal o sea no estatal”.

“Si hacemos bien este proceso -agregó- podemos alcanzar una integración entre ambos sectores (público y privado), potenciar la economía y darle más dinámica al desarrollo del país. El proceso va a ser gradual, pero hacerlo gradual no significa que nos demoremos para empezar a implementarlo”, concluyó, según Granma.

Entradas relacionadas