Arresto domiciliario a la opositora Chamorro por una denuncia del gobierno de Nicaragua

La opositora Chamorro está acusada por los delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica y lavado de dinero.

La opositora Chamorro está acusada por los delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica y lavado de dinero.

La opositora nicaragüense Cristiana Chamorro quedó este miércoles bajo arresto domiciliario luego de que policías allanaran su vivienda por orden judicial, a raíz de una acusación de lavado de dinero formulada por el gobierno del presidente Daniel Ortega, informaron familiares de la dirigente.

Después de más de cinco horas de allanamiento policial en la vivienda de mi hermana Cristiana Chamorro, precandidata presidencial, a las 17.15 (las 20.15 en la Argentina) los policías antimotines la dejan bajo ‘arresto domiciliar’, bajo aislamiento”, escribió Carlos Fernando Chamorro en Twitter.

Chamorro aseguró que la casa de su hermana seguía “ocupada por la Policía”.

Un tribunal de Managua informó en una nota de prensa que ordenó el “allanamiento y detención en contra de Chamorro, acusada por los delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica en concurso real con el delito de lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense”.

Los agentes entraron con violencia a la residencia, en el sudeste de la capital, donde Chamorro se preparaba para dar una conferencia de prensa tras la acusación presentada por la fiscalía, informó Arelia Barba, asistente de la dirigente.

Amigos y familiares de Chamorro trataron de ir a la casa, pero policías y personal antimotines impedían el paso al lugar, según imágenes de la TV local.

Chamorro, de 67 años e hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, declaró su intención de representar a la oposición como candidata única para los comicios del 7 de noviembre.

Aunque Ortega aún no confirmó su participación en estas elecciones, sus adversarios creen que buscará un cuarto mandato consecutivo.

La fiscalía abrió una investigación contra Chamorro el 20 de mayo a pedido del Ministerio de Gobernación por acusaciones de irregularidades en el manejo de la fundación que lleva el nombre de su madre, dedicada a la promoción de la libertad de expresión.

La opositora ha rechazado esas acusaciones y las ha considerado una “farsa” para evitar su participación en las elecciones.

La ley nicaragüense impide postular a cargos públicos a personas con proceso penal abierto.

Horas antes del allanamiento, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, criticó las denuncias presentadas contra Chamorro y dijo que Ortega “teme que haya elecciones libres”.

“Prohibir arbitrariamente a la lideresa de la oposición refleja el temor de Ortega a unas elecciones libres y justas. Los nicaragüenses merecen una democracia real”, subrayó en Twitter el jefe de la diplomacia estadounidense, quien cumple su segundo y último día de visita en Costa Rica.

Entradas relacionadas