Castillo y Fujimori reiteraron sus principales promesas

Los canduidatos al balotaje tuvieron que cambiar sus cierres de campaña a último momento

Los canduidatos al balotaje tuvieron que cambiar sus cierres de campaña a último momento

El sindicalista de izquierda Pedro Castillo y la populista de derecha Keiko Fujimori, postulantes a la Presidencia de Perú, ratificaron sus principales promesas al cerrar este jueves sus campañas con vista al balotaje del domingo próximo.

Los dos actos se realizaron casi simultáneamente este jueves por la noche en dos zonas diferentes de Lima, después de que las autoridades impidieran que ambos coincidieran en la histórica plaza San Martín.

Castillo reunió a sus simpatizantes en la también céntrica plaza Dos de Mayo y Fujimori convocó a los suyos en la plaza Las Palomas, en el distrito capitalino Villa El Salvador.

“Creemos importante manifestarles que hay compromiso que todos los compatriotas mayores de 18 años van a ser vacunados antes del 31 de diciembre y a partir de ahí empecemos a reactivar la economía”, manifestó Castillo.

El candidato del partido Perú Libre (PL) y ganador de la primera vuelta deploró las “estigmatizaciones” que, según dijo, recibió durante la campaña electoral y reiteró su intención de promover una reforma constitucional.

“En el marco de esta fiesta democrática vamos a ser respetuoso de la Constitución y sus instituciones hasta que el pueblo lo decida”, afirmó, según la radio limeña RPP.

Indicó que impulsará mejoras en el presupuesto educativo, a fin de reforzar la enseñanza en todos los niveles con el objetivo de que los mejores estudiantes puedan viajar al extranjero para prepararse y regresar al país a trabajar.

“Debemos empezar a hacer la verdadera revolución educativa desde el espacio de la escuela y del espacio de la comunidad y nuestros hijos cuando terminen la secundaria e ingresen a la universidad, los mejores estudiantes, vayan al extranjero y regresen para industrializar el país”, dijo.

En tanto, Fujimori postuló “un cambio, pero no hacia atrás”, sino “un cambio hacia adelante”, dirigido especialmente a aquellos que “se sienten invisibles frente al Estado”.

“Nunca imaginé que tendría esta responsabilidad de enfrentar esta segunda vuelta y enfrentar a los riesgos de lo que significa el comunismo en el año del Bicentenario”, dijo en relación con la ideología de izquierda de su competidor.

La hija del expresidente Alberto Fujimori prometió “un crédito especial” porque la línea que el gobierno dispuso para ayudar a los damnificados por la cuarentena “no llegó a los pequeños negocios”, y también “10.000 millones de soles (unos 2.600 millones de dólares) para apoyar a los emprendedores”.

Asimismo, volvió a decir que aumentará el presupuesto para programas sociales y comedores populares.

“Sabemos que el próximo Congreso viene fragmentado y estamos obligados a tender puentes, estamos obligados a dialogar, estamos obligados a ponernos de acuerdo”, subrayó.

Este domingo se define el balotaje peruano

Este domingo se define el balotaje peruano



Castillo y Fujimori llegan a los comicios técnicamente empatados en los sondeos, aunque el primero mantiene una pequeña ventaja.

El próximo gobierno deberá enfrentar múltiples desafíos, con la pandemia de coronavirus entre los principales, pero también una inestabilidad política crónica que consumió cuatro presidentes y dos Congresos en el actual periodo quinquenal.

En un gran batacazo, Castillo fue el más votado entre 18 candidatos en la primera vuelta del 11 de abril pasado, con el 18,9% de los votos, seguido de Fujimori, con el 13,4%.

Sus partidos controlarán solo 37 y 24 escaños, respectivamente, de los 130 que tiene el Congreso unicameral, por lo que sus eventuales gobiernos inevitablemente en minoría hacen temer nuevas crisis y disputas entre poderes.

Entradas relacionadas