Una nueva noche de violencia deja dos muertos en Cali

En distintas partes de la ciudad como Siloé o Paso del Comercio hubo enfrentamientos entre grupos movilizados y la Policía.

En distintas partes de la ciudad como Siloé o Paso del Comercio hubo enfrentamientos entre grupos movilizados y la Policía.

Dos personas murieron y cerca de 30 resultaron heridas la noche del viernes en Cali en protestas desatadas pocas horas después de estancarse el diálogo entre el Comité Nacional del Paro (CNP) y el Gobierno de Colombia ante diferencias sobre las llamadas garantías de las protestas.

Datos de brigadistas médicos citados por el diario El Tiempo indicaron que dos jóvenes fallecieron y al menos 28 terminaron heridos, algunos de ellos por armas de fuego, en medio de enfrentamientos con el Esmad (escuadrón antidisturbios).

Un autobús del transporte público Metrocali que se encontraba en servicio fue incendiado por un grupo de manifestantes, según las denuncias de la empresa, sin provocar heridos.

Por otro lado, en distintas partes de la ciudad como Siloé o Paso del Comercio hubo enfrentamientos entre grupos movilizados y la Policía, que se presentó en esos sectores para intentar levantar los bloqueos, informó Cadena Caracol.

El diálogo, estancado

El diálogo entre el Gobierno de Iván Duque y el CNP, ente que nuclea entidades sindicales, estudiantiles y de otros sectores, se empantanó nuevamente el viernes y concluyó sin la firma del preacuerdo para proceder a la negociación, mientras se prepararan movilizaciones para la próxima semana.

Se esperaba que la nueva cita entre las partes sirviera para consolidar el preacuerdo sobre las garantías de la protesta, un punto que frena la discusión sobre el pliego de demandas de las organizaciones que sostienen el paro y las movilizaciones desde el 28 de abril.

“Ese documento debe ser firmado porque fue acordado con el equipo negociador (del Gobierno)”, indicó el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), miembro del comité, Francisco Maltés.

El gremialista indicó que si el Ejecutivo no lo rubrica será entregado a la delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estará en Bogotá y Cali el martes, miércoles y jueves de la próxima semana.

La llegada de la CIDH es reclamada desde varios sectores, que insisten en denunciar abusos y excesos de la Policía, sobre todo del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Esas organizaciones cifran en más de 60 los muertos por la represión a las movilizaciones y los cortes, y advierten que existen miles de heridos y más de 100 personas desaparecidas.

En sintonía, Percy Oyola, representante de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CGT) y también miembro del CNP, adelantó que este domingo se volverá a retomar el diálogo, aunque adelantó que “el Gobierno, conforme lo planteado, no está dispuesto a negociar las garantías ni el pliego de emergencia”, en declaraciones citadas por el diario El Tiempo.

“Ellos plantean que habrá negociación mientras no haya paro ni movilización”, criticó, al tiempo que reafirmó que “continuarán las movilizaciones en todo el país”, con actos convocados para el 8 y 9 de junio.

Por su parte, el consejero presidencial para la Estabilización y líder del equipo negociador del Gobierno, Emilio Archila, reconoció el estancamiento en el diálogo tras los avances del jueves.

“Para sorpresa nuestra en lugar de continuar con la metodología que habíamos acordado, hicieron (el CNP) una solicitud para que el documento borrador del 24 de mayo se suscribiera tal como estaba”, puntualizó en referencia al preacuerdo.

“Los bloqueos no son una forma legítima de la protesta, es absolutamente indispensable (levantarlos”, aseveró en declaraciones reproducidas por la agencia Europa Press.

“Nosotros no estamos pidiéndole al CNP nada que no esté a su alcance”, aseguró.

Entradas relacionadas