Un estudiante crea un tercer ojo para poder caminar y usar el celular

Un estudiante de diseño industrial tuvo una magnífica idea de crear un ojo externo para humanos. Sí, aunque suene un poco loco al parecer es algo que la humanidad necesitaba. El aparato está realizado con alta tecnología. Este tercer ojo, o mejor dicho dispositivo tecnológico, se puede colocar directamente en la frente de una persona, y la función del mismo es buscar obstáculos mientras camina, con el objetivo de no apartar la mirada del celular.

La tecnología y las nuevas generaciones

Claramente las generaciones y la tecnología avanzan de la mano y esto ha provocado una nueva forma de vivir. Los smartphones se han convertido en una parte integral de la humanidad. La vida prácticamente pasa a través de las pantallas. Si queremos comprar comida, si queremos comprar vestimenta, mismo si queremos comprar productos de limpieza, todo pasa a través de una computadora o celular.

Y por supuesto no nos olvidemos de la pandemia que ha provocado un crecimiento global mucho más acelerado. Como se sabe el Covid-19 nos hizo reinventarnos para poder salir adelante y sobrevivir a estos tiempos tan difíciles y a la vez migró muchos comercios a las webs y al internet.

Objetivo del tercer ojo tecnológico

Si bien en las primeras líneas de este posteo escribimos el objetivo que tiene este ojo, en estos párrafos se los contaremos mejor y más profundamente. Seguramente te ha pasado en la calle que te han chocado o vos lo has hecho por ir con el celular en la mano, pendiente a un mensaje o por el solo hecho de estar  sumergido en las redes sociales. Es más, existen videos muy graciosos donde compilan muchas caídas, choques y tropezones de personas por estar distraídos u ocupados con el celular.

Pero bueno en fin, a lo que queríamos llegar es que gracias al tercer ojo de Minwook Paeng, podrás enviar mensajes de texto o navegar por las redes sociales, tranquilamente mientras caminas, y olvidarte de los accidentes.

Características

El tercer ojo de Paeng como se puede apreciar y ver en la imagen posee una capsula de plástico translúcido que se puede adherir directamente a la frente de la persona que lo use. Pero cómo te estarás preguntando, cierto? Bueno,  con una almohadilla de gel delgada. Por otra parte, dentro de este dispositivo con función de ojo, hay un pequeño altavoz, un sensor giroscópico y un sensor de sonda.

¿Cómo funciona?

Cuando el giroscopio detecta que la cabeza del usuario está inclinada hacia abajo, abre el párpado de plástico del ojo y la sonda comienza a monitorear el área frente al usuario. Y a la vez, cuando detecta un obstáculo, le advierte a través del altavoz conectado.

“El componente negro que parece una pupila es un sensor ultrasónico para detectar la distancia”, dijo el diseñador. «Cuando hay un obstáculo frente al usuario, el sensor ultrasónico lo detecta e informa al usuario a través de un zumbador conectado».

Paeng el creador de este artefacto creativo, cuenta que su tercer ojo es el primero de una línea de proyectos para las nuevas generaciones.

Entradas relacionadas