Juró el nuevo primer ministro haitiano con la meta de llamar a elecciones

Claude Joseph le entregó el cargo al neurocirujano Ariel Henry

Claude Joseph le entregó el cargo al neurocirujano Ariel Henry

El dos veces ministro de Haití Ariel Henry juró este martes como nuevo primer ministro del país, con un llamado a la unidad, para la que prometió un diálogo «con todos los sectores» y el mandato urgente de encaminar un proceso electoral que termine con la designación de un nuevo presidente, que suceda al asesinado Jovenel Moise.

«Creo que nuestro presidente (Moise) no me escogió como una persona que puede hacer milagros; yo pienso que vio en mí un demócrata, una persona que puede hablar con todos los sectores de la vida nacional. Por eso, muy humildemente y con mucha determinación, acepto esta misión», afirmó Henry en el acto en el que formalizó su asunción.

Neurocirujano, de 71 años, Henry había sido elegido por Moise para el cargo dos días antes de su muerte, pero no llegó a asumir, un paso que sí dio este martes, y que implicó que el hasta entonces dueño de ese cargo, Claude Joseph, pasara a la Cancillería.

«Yo voy a entregar la llave y la oficina del Gobierno. Estoy con ustedes para contribuir en lo que pueda», dijo Joseph en su discurso, con lo que pareció querer alejar las versiones de una lucha por el poder.

El nuevo primer ministro -el séptimo desde marzo de 2017- prometió para los próximos días «seguir un diálogo con todas las organizaciones en el país» y le pidió al pueblo haitiano que «siga mostrando su madurez política».

«Queremos crear un ambiente seguro, estable, que permita elecciones con una participación lo más masiva posible», y en ese proceso lo más importante es organizar sufragios «creíbles, justos y transparentes», subrayó, según se vio en la transmisión del canal ruso RT en español.

Henry tiene, más allá de la rareza que supone gobernar sin presidente, algunos retos claves: además de encarrilar la institucionalidad con elecciones de mandatario -a las que calificó de «innegociables»-, deberá administrar una situación de pobreza extrema y escasez de recursos y, también, seguir con atención la marcha de la investigación por el crimen de Moise.

«Todos los sospechosos de ser autores materiales o intelectuales deben ser identificados y llevados ante la Justicia. Nunca más tendremos que experimentar una tragedia así. Debe haber un castigo ejemplar» para los responsables, afirmó en el acto.

Henry aceptó que su administración debe «restaurar la confianza, restaurar la autoridad del Estado en los cuatro rincones del país» y por eso garantizó un diálogo «sincero» con la oposición, en busca de un «acuerdo inclusivo».

«El país atraviesa una situación crítica. En esta situación, hay una cosa que todo el mundo está de acuerdo: la solución de la crisis debe ser encontrada por los haitianos», manifestó.

El funcionario se mostró conocedor de la situación de violencia e inseguridad que gobierna las calles del país y por eso evaluó que una de sus «tareas principales» debe pasar por el «restablecimiento del orden y la seguridad», como «paso obligado para la organización de las elecciones».

Ya el lunes por la noche se oficializó en el Boletín Oficial haitiano, Le Moniteur, el gabinete que escoltará al nuevo primer ministro: el mismo Henry retendrá la cartera de Asuntos Sociales y Trabajo; Joseph será el canciller; y Patrick Michel Boisvert estará en Economía y Finanzas; Rockfeller Vincent en Justicia y Seguridad Pública; y Enold Joseph en Defensa, según reprodujo la agencia Sputnik.

Henry dijo también que tenía respaldo internacional para su gestión, un punto que se hizo visible en la noche del sábado, cuando el llamado Core Group, que integran varias potencias, la ONU y la OEA, se pronunció por su asunción en el lugar de Joseph, para un gobierno «consensuado e inclusivo».

Moise gobernaba Haití, el país más pobre de América, por decreto después de que las elecciones legislativas de 2018 se postergaran por disputas, por lo que el país no tiene un Congreso en funcionamiento.

Además de las elecciones presidenciales, parlamentarias y locales, Haití tenía previsto para septiembre un referendo constitucional dos veces postergado y ahora en dudas.

La jura de Henry coincidió con el inicio de los homenajes previos a los funerales nacionales de Moise, que en su primera jornada no contaron con la asistencia de la ahora ex primera dama Martine Ethienne.

«Estamos aquí reunidos para rendir tributo al presidente Moise asesinado durante la noche del 6 al 7 de julio, con todos aquellos que han decidido decir unas palabras en este momento tan doloroso», expresó el vocero del Gobierno, Frantz Exantus, en el Museo Nacional de Panteón Haitiano.

Varios ministros alabaron la gestión de Moise, un presidente que enfrentó masivas protestas antigubernamentales desde mediados de 2018.

Joseph aseguró que el mandatario tenía la convicción política y social de luchar contra las oligarquías del país, y consideró que su pelea «contra las desigualdades sociales en el país debe continuar».

Los actos continuarán mañana y el viernes, feriados en el país, en Cabo Haitiano, al norte del territorio.