«Tener que usar mi antiguo DNI podía ser un verdadero suplicio»

Podrán "terminar con el suplicio" de tener un DNI que no les representa. Foto: Pablo Añeli.

Podrán «terminar con el suplicio» de tener un DNI que no les representa. Foto: Pablo Añeli.

Personas no binarias que a pesar de la plena vigencia de la Ley de Identidad de Género no habían podido obtener un DNI acorde con su autopercepción porque no les ofrecía más alternativas que la variante «femenino/masculino», recibieron con «mucha emoción» el decreto presidencial que les permitirá «terminar con el suplicio» de estar indocumentades o tener que exhibir una documentación que no les representa.

Testimonio de Shanik Sosa Battisti

«Tener que usar mi antiguo DNI era muy molesto y a veces hasta un verdadero suplicio», contó a Télam Shanik Sosa Battisti (27) de Ushuaia, una de las tres personas no binaries que este miércoles recibieron en el Museo del Bicentenario y de manos del presidente Alberto Fernández su nuevo DNI con una «X» en la categoría género.

Hasta ahora, Shanik no podía «sacar una cuenta de banco, hacer un trámite en la Anses o asistir a un turno médico» sin sentirse violentade en su derecho a la identidad, porque sabía que le hablarían en femenino y por su antiguo nombre porque así constaba en su DNI.

«Yo pensaba, ‘yo no me llamo más así, ¿por qué tengo que escuchar mi antiguo nombre y que explicar todo el proceso?'», contó.

El decreto alcanza a toda persona con DNI emitido por Argentina. Foto: Pablo Añeli.

El decreto alcanza a toda persona con DNI emitido por Argentina. Foto: Pablo Añeli.

Es que tal como se venía aplicando hasta ahora, la ley de Identidad de Género no ofrecía alternativas a esta situación.

«Me daban la opción de cambiar el nombre pero si no quería la ‘M’ –porque no me considero tampoco varón- tenía que seguir teniendo la ‘F’ e iba a ser un suplicio igual», dijo.

Hoy, tener «tener un DNI con mi nombre y asignación de género, es una enorme emoción» que se demoró 18 meses más de la cuenta, dado que en diciembre de 2019 el juez de Familia y Minoridad Alejandro Ferreto ya había hecho lugar al amparo presentado por Shanik con acompañamiento de la Red Diversa Positiva, y había ordenado que se le expida un nuevo documento y partida de nacimiento.

Pero hasta el momento, Shanik sólo había obtenido la rectificación de su partida de nacimiento, que devino incongruente con su DNI.

Las organizaciones de la diversidad también celebraron el Decreto presidencial N°476/21. Foto: Pablo Añeli.

Las organizaciones de la diversidad también celebraron el Decreto presidencial N°476/21. Foto: Pablo Añeli.

«Siempre me sentí diferente al resto, pero descubrí que soy una persona no binarie cuando tenía 21 empecé a preguntarme quién era porque, aunque tratara, no me podía sentir ni como una mujer ni como un varón», dijo.

Afortunadamente, su familia acompañó en este «proceso de salir del closet» y también sus amigues y compañeres, aunque no puede evitar que le hagan preguntas como «¿si una vez caés prese dónde te van a llevar?» o «¿Quién te gusta?» como si la respuesta a esas preguntas les permitiera devolverle al binarismo.

«El closet es para la ropa, no para las personas, que es importante que salgan y saquen todos sus colores. Es difícil, da miedo, pero si no salís de ahí y ves cómo funciona, nunca sabrás de lo que te perdés y para lograrlo es importante que las familias acompañen», concluyó.

Palabras de Gerónimo Carolina

Otra de las personas que recibió su nuevo DNI de identidad no binaria «con una emoción increíble», es Gerónimo Carolina (35) de Mendoza quien en 2018 tuvo la primera partida de nacimiento rectificada a nivel país, que se concretó a partir de una resolución administrativa.

«Hace tres años que empecé también el trámite para la rectificación del DNI pero todavía no lo pudimos lograr y por eso la alegría de dejar de ser indocumentade para tener un documento con mi nombre e identidad autopercibida, es increíble», contó a Télam este medique.

Nuevo DNI de Gerónimo Carolina. Foto: Pablo Añeli.

Nuevo DNI de Gerónimo Carolina. Foto: Pablo Añeli.

Hasta ahora «yo andaba con un DNI que no tenía validez porque estaba cortado» en uno de sus extremos como señal de que hay uno nuevo en trámite y exhibirlo le traía problemas no solamente porque alguien le podían advertir con razón que no servía sino porque estaba en total contradicción no solo con su partida rectificada sino con su apariencia.

Es que a Gerónimo Carolina le fue asignado el género femenino al nacer, pero «como yo me hormonicé, mi imagen es masculina», con lo cual «siempre había mucho lío de por medio» y por eso «miles de veces dudé de hacer algún trámite para evitar explicaciones».

«A futuro, la intención es que ya no haga falta especificar nuestro género en el documento, pero mientras no haya paridad de género y logramos que se ponga en marcha la ley de cupo laboral trans, vamos a necesitar que aparezcan nuestros géneros en el DNI», dijo.

Celebración de las organizaciones de la diversidad

Las organizaciones de la diversidad también celebraron el Decreto presidencial N°476/21 publicado este miércoles en el Boletín Oficial que convirtió a la Argentina en el primer país en reconocer identidades más allá de las categorías binarias de género en los sistemas de registro civil, respondiendo a un reclamo de larga data del movimiento LGBT+.

«Es un gran avance para toda la sociedad, ya que termina con la imposición anticuada de las categorías masculino y femenino para todas las personas, como las únicas posibles», dijo Ricardo Vallarino, Director Ejecutivo de 100% Diversidad y Derechos.

Vallarino remarcó además que la medida «implementa derechos ya reconocidos por la Ley de Identidad de Género», que la define como «una vivencia interna y subjetiva que no depende ni de las características biológicas, ni de las categorías impuestas de varón y mujer».

Gerónimo Carolina luciendo su nuevo DNI. Foto: Pablo Añeli.

Gerónimo Carolina luciendo su nuevo DNI. Foto: Pablo Añeli.

«Es un decreto que amplía el reconocimiento del derecho a la identidad -que es constitutivo de las personas y básico para ejercer cualquier otro derecho- para un colectivo que estaba excluido», dijo a Télam Esteban Paulón, director del Instituto de Políticas Públicas de la Federación LGBT+.

«Y en ese sentido, en lo práctico traerá el ejercicio de otros derechos pero también abrirá la puerta a una mayor visibilidad para el colectivo no binario que, fruto del no reconocimiento de las identidades, tenían muchas dificultades para colocarse como un actor político visible», dijo.

Por otro lado, Paulón recordó que la FALGBT+ impulsó un proyecto de ley en este sentido «que presentó Silvia Horne y luego retomó Ayelén Esposito» en la Cámara de Diputados, «y también presentamos una acción de amparo colectiva ante la justicia de la Ciudad de Buenos Aires con más de 200 casos, que no deviene abstracta con el decreto porque plantea un menú más amplio» de opciones.

El decreto llega luego de que decenas de personas obtuvieran por la vía administrativa o judicial la rectificación de sus partidas de nacimiento en Mendoza, Santa Fe, Ciudad de Buenos Aires y Tierra del Fuego, sin que en ningún caso se hubiera materializado paralelamente el cambio de DNI igualmente ordenado.

Antecedentes nacionales e internacionales

El antecedente nacional más reciente de reconocimiento del derecho a la identidad en materia registral fue la Resolución Conjunta de la ANSES y la AFIP que dispuso el carácter genérico y no binario de los prefijos (20 y 27) a los números de CUIL y CUIT y su asignación aleatoria.

A nivel internacional, reconocen en sus documentos identidades de género por fuera del binomio masculino y femenino, Alemania, Canadá, India y Estados Unidos, entre otros.

El decreto alcanza a toda persona con DNI emitido por Argentina, independientemente de su nacionalidad o estatus migrante, refugiado o apátrida y ordena al personal del Registro civil informar «las posibilidades de ver restringido su ingreso, permanencia y/o situación de tránsito en aquellos Estados en los cuales no se reconozcan otras categorías de sexo que no sean las binarias».