Remo: Kraljev y Silvestro, últimas en serie y ahora van al repechaje

La dupla argentina culminó sexta y disputará el repechaje (foto AFP)

La dupla argentina culminó sexta y disputará el repechaje (foto AFP)

El binomio integrado por las bonaerenses Milka Kraljev-Evelyn Silvestro finalizó último en la tercera manga y deberá participar del repechaje del doble par ligero femenino del Remo, en el marco de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

El dúo compuesto por la tigrense Kraljev y la zarateña Silvestro recorrió los 2 mil metros en el canal Sea Forest de la capital de Japón en un tiempo de 7m. 29s. 27/100.

La pareja mejoró el registro que había logrado en marzo pasado en el Preolímpico celebrado en Río de Janeiro. En aquella ocasión, en la denominada Lagoa do Freitas, el binomio albiceleste completó la distancia en 7m. 30s. 00/100.

De este modo, la solitaria representación argentina en la disciplina culminó en la sexta posición, clasificándose junto a otras once embarcaciones para el repechaje que se llevará a cabo mañana.

Kraljev participa de su tercer JJOO, luego de haber dicho presente en Atenas 2004 y Londres 2012. Por su lado, Silvestro interviene en su primera cita olímpica.

En esta tercera manga del doble scull ligero femenino avanzaron a semifinales las representaciones de Rumania (Ionela Cosmiuc-Gianina Beleaga), primera con un registro de 7m. 01s. 74/100 y de Gran Bretaña (Emily Craig-Imogen Grant), segunda con una marca de 7m. 03s. 29s.

El remo aportó cuatro medallas históricas a las delegaciones argentinas en los JJOO. La más destacada fue la que obtuvo el binomio compuesto por Tranquilo Capozzo-Eduardo Guerrero, que consiguieron el oro en la modalidad doble par sin timonel en Helsinki 1952.

El mejor remero argentino de la historia, Alberto Demiddi (fallecido en el 2000, a causa de un cáncer a los 56 años) logró la medalla de plata en el single scull masculino en Munich 1972, escoltando al soviético Juri Malishev, a 1s. 41/100.

Cuatro años antes, en México 1968, el bonaerense había ocupado el tercer escalón del podio.

La cuarta medalla que aportó el remo a lo largo de la historia fue ganada por Julio Curatella-Horacio Podestá, en el doble par sin timonel, en Berlín 1936.