Argentina buscará un triunfo ante Japón y espera la ayuda de EEUU para seguir en carrera

Argentina viene de perder con Eslovenia y España y necesita ganarle a Japón.

Argentina viene de perder con Eslovenia y España y necesita ganarle a Japón.

El seleccionado de básquetbol de la Argentina enfrentará en la madrugada del domingo a Japón, dirigido por Julio Lamas, obligado a una victoria y a la espera de una mano de Estados Unidos para meterse en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, en la tercera y última fecha del Grupo C.

El partido comenzará este domingo a la 1.40 (hora argentina) en el estadio Saitama Súper Arena, ubicado en las afueras de la capital nipona.

La Argentina (-28 en diferencia de gol) y Japón (-46) tienen un registro negativo con dos derrotas y ninguna victoria, por lo que primero verán con atención República Checa (-14) contra Estados Unidos.

Los europeos tienen una victoria y una caída pero de perder con Estados Unidos, que es uno de los favoritos en el torneo, podrán brindarle la chance a la Argentina, en caso de sumar su primer éxito, de pasar como uno de los dos mejores terceros.

El entrenador Sergio Hernández no contará con Patricio Garino, su mejor defensor.

El entrenador Sergio Hernández no contará con Patricio Garino, su mejor defensor.

Otro que está ahí, con el mismo registro que Checa, es Alemania (-3), que irá frente a Australia, también de los mejores equipos del certamen.

Además del mal inicio de torneo de la Argentina, este viernes se confirmó la lesión del alero Patricio Garino, quien solamente estuvo cuatro minutos en la caída del jueves con España (81-71).

El perimetral de Zalgiris Kaunas de Lituania es el mejor defensor del plantel y con su lesión en el bíceps femoral derecho le acortará la rotación al entrenador, Sergio Hernández, quien posiblemente colocará a Gabriel Deck como titular.

El seleccionado nacional presentó problemas tanto con Eslovenia como con España a la hora de ir al rebote, debido a su falta de talla física y a una complicación con la tentación de «ir en busca» del recobre y «olvidarse del cerco», según palabras del DT argentino en diálogo con los diferentes medios de prensa acreditados en Japón.