El Partido Laborista exigió la renuncia del ministro de Relaciones Exteriores británico

Raab también fue cuestionado porque al principio de la semana los diarios británicos sugirieron que el ministro fue visto descansando en una playa de la isla griega de Creta el domingo

Raab también fue cuestionado porque al principio de la semana los diarios británicos sugirieron que el ministro fue visto descansando en una playa de la isla griega de Creta el domingo

El Partido Laborista pidió este jueves la renuncia o el despido del ministro Relaciones Exteriores, Dominic Raab, después de que éste se negara a hacer una llamada telefónica a su homólogo afgano para ayudar a evacuar a los intérpretes del país asiático.

Según la cadena de televisión BBC y el diario The Guardian, altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores aconsejaron a Raab que se pusiera en contacto con el ministro afgano, Hanif Atmar, para obtener ayuda urgente en el rescate de los intérpretes de Afganistán que habían trabajado para el ejército británico.

Sin embargo se supo que la diligencia fue encomendada a un ministro de menor rango.

Los líderes de la oposición afirmaron que se había puesto en peligro la vida de los intérpretes, mientras que los funcionarios dijeron que era importante que la llamada la hiciera Raab y no un ministro de menor rango.

Raab también fue cuestionado el miércoles porque al principio de la semana los diarios británicos sugirieron que el ministro fue visto descansando en una playa de la isla griega de Creta el domingo, el día en que los militantes talibanes entraron en Kabul, la capital de Afganistán.

Sin embargo, Raab justificó su ausencia argumentando que mientras estaba fuera del país, había estado dirigiendo a su equipo y entrado en contacto con sus socios internacionales.

La ministra laborista de Relaciones Exteriores en la sombra, Lisa Nandy, se preguntó cómo el primer ministro Boris Johnson puede permitir que Raab continúe en su cargo después de otro “catastrófico fracaso” en su gestión.

“Si Dominic Raab no tiene la decencia de dimitir, el primer ministro debe mostrar una mínima pizca de liderazgo y despedirlo”, afirmó.

A su vez, el líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) en Westminster, Ian Blackford, expresó en la red social Twitter que Raab había cometido “un enorme error de criterio”.

“Su posición es completamente insostenible y debe dimitir o ser despedido”, sentenció.

También Liz Saville Roberts, líder del partido político independentista galés Plaid Cymru en Westminster, dijo que Raab debe dimitir o ser destituido por su “mal manejo de las funciones” sobre Afganistán.

El ministro de Defensa, Ben Wallace, por su parte, en declaraciones al programa BBC Breakfast, defendió a su colega y afirmó que “lo único que importaba” el viernes pasado era si el aeropuerto de Kabul seguiría permitiendo la salida de personas.

“Ninguna cantidad de llamadas telefónicas a un Gobierno afgano en ese momento habría supuesto alguna diferencia”, añadió.

El Gobierno británico anunció el miércoles un plan de reasentamiento para admitir a miles de mujeres, niños afganos así como otros ciudadanos vulnerables.

El plan que está dirigido a quienes se han visto obligados a huir de su hogar o se enfrentan a amenazas de persecución por parte de los talibanes ofrecerá una vía para establecerse en el Reino Unido de forma permanente.

En principio, el Gobierno británico tiene la intención de reubicar este año a 5.000 refugiados afganos.

Este plan de reasentamiento se mantendrá en revisión para los próximos años, con un total de hasta 20.000 a largo plazo.

Entradas relacionadas