Detuvieron a una mujer acusada de asesinar a su hijo de 11 años y de herir a su hija

La detenida habría usado un cuchillo para agredir a sus hijos.

La detenida habría usado un cuchillo para agredir a sus hijos.

Una mujer fue detenida acusada de haber asesinado a puñaladas a su hijo de 11 años y herido a su hija de 6, en la localidad bonaerense de Villa Rosa, partido de Pilar, informaron fuentes judiciales y policiales.

El hecho ocurrió en una vivienda de la calle De la Cárcova al 2200 de la mencionada localidad del norte del conurbano, donde trabajaban personal de la comisaría 6ta. de Pilar, peritos de Policía Científica y el fiscal de turno, Andrés Quintana, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de ese distrito.

Voceros judiciales indicaron a Télam que policía intervino cuando personal de un móvil policial que recorría la zona vio a la niña de 6 años herida y ensangrentada pidiendo ayuda en la calle.

Los uniformados pidieron apoyo y entraron al predio, donde hay dos viviendas, una en el frente, donde vive el suegro de la imputada, un hombre de 75 años, y la del fondo donde encontraron a Verónica Beatriz Gaitán (30) con una cuchilla en su mano y múltiples manchas de sangre en su ropa, manos y rostro, junto a su hijo de 11 años asesinado.

La zona de Villa Rosa en la que ocurrió el hecho.

La zona de Villa Rosa en la que ocurrió el hecho.

Según las fuentes, la mujer estuvo un tiempo encerrada, hasta que al lugar también llegó su marido, un albañil que trabajaba en un country de la zona, que le abrió la puerta a los policías para que pudieran dialogar un rato con la imputada hasta que lograron desarmarla y reducirla.

En declaraciones que no tienen valor judicial, la mujer le dijo a los policías: “Un pájaro me dijo que los mate a todos y que me mate”, confió a Télam uno de los investigadores judiciales.

Otras fuentes policiales mencionaron que Gaitán justificó el asesinato de su hijo debido a que “iba a ser llevado a un templo Umbanda”.

Si bien el fiscal Quintana esperará el informe de la autopsia, los médicos que revisaron las escena del crimen vieron que el niño asesinado de 11 años, identificado como Thiago Emanuel López, presentaba heridas de arma blanca en el pecho, el cuello y la cabeza.

En el caso de la niña de 6 años, también tenía heridas de arma blanca en su pecho, piernas y brazos por las cuales tuvo que ser traslada por personal policial a la sala de Primeros Auxilios local y de allí será derivada a un hospital donde quedará internada, aunque según los voceros aparentaba estar fuera de peligro.

Fuentes judiciales indicaron que el fiscal Quintana todavía buscan esclarecer el móvil del filicidio y del ataque de la mujer contra su hija, pero ya ordenó que los peritos evalúen su salud mental para ver si mañana estará en condiciones de ser indagada.

Gaitán quedó detenida e imputada por “homicidio y lesiones agravadas por el vínculo”, delitos que prevén prisión perpetua.

Entradas relacionadas