Los militares aseguran que dieron un golpe de Estado, pero el Gobierno lo niega

Los militares al tomar el Gobierno. Foto: AFP.

Los militares al tomar el Gobierno. Foto: AFP.

Militares de Guinea, África occidental, afirmaron que detuvieron al presidente Alpha Condé, disolvieron el Congreso y suspendieron la Constitución del país, antiguamente conocido como Guinea Francesa, aunque la situación era confusa ya que el Ministerio de Defensa confirmó el ataque pero aseguró que el golpe de Estado fue rechazado.

“Hemos decidido disolver al Gobierno”, afirmó uno de los líderes de la insurrección, el coronel Mamady Doumbouya, en un mensaje de video publicado por el medio Africa Guinee en Facebook, recogido por la agencia de noticias Sputnik.

Sin embargo, medios locales citados por la agencia de noticias AFP indicaron que, según el Ministerio de Defensa, el golpe había sido rechazado.

El militar rebelde afirmó que se deroga la Constitución vigente y se cierran las fronteras terrestres y aéreas del país, hoy conocido como Guinea-Conarky, para diferenciarse de Guinea Ecuatorial y Guinea-Bissau.

Momentos antes, el portal Guinéenews comunicó que los militares amotinados del Grupo de Fuerzas Especiales que dirige el coronel Doumbouya, un exmiembro de la Legión Extranjera Francesa, habían detenido al presidente Condé.

Los medios nacionales y africanos informaron este domingo que desde la primera hora de la mañana se escucharon fuertes disparos en Kaloum, el distrito comercial y administrativo de la capital, Conarky, así como en las inmediaciones del palacio presidencial.

En principio no estaba claro quién estaba detrás del tiroteo, pero se insistía en que involucraba a una unidad de las fuerzas especiales del país, informó la agencia francesa.

Los soldados patrullaban las calles desiertas de Kaloum, mientras los residentes aterrorizados escuchaban sus órdenes de quedarse en casa. Un alto funcionario del Gobierno dijo a AFP que Condé salió ileso, pero no dio más detalles. Asimismo, había informes no confirmados de que tres soldados murieron.

En tanto, un diplomático occidental afirmó que “no tenía ninguna duda” de que se trataba de un intento de golpe.

El único puente que conecta el continente con la península de Kaloum, que alberga la mayoría de los ministerios y el palacio presidencial, había sido sellado y muchos soldados, algunos fuertemente armados, estaban apostados alrededor del palacio, dijo una fuente militar.

Los propios militares e incluso embajadas extranjeras exhortaban a los ciudadanos a no salir a la calle a la espera de que se esclareciera lo que estaba pasando.

“Todo el mundo está en casa y se oyen disparos cada vez más fuertes”, declaró un vecino de Kaloum, Mohamed Morgan, a la agencia de noticias Bloomberg, citada por la agencia Europa Press.

Según la revista francesa Jeune Afrique, no es la primera vez que Alpha Condé se enfrenta a un intento de golpe de Estado. En particular, en 2011 su casa había sido blanco de un asalto.

Tras llegar al poder en 2010, Alpha Condé, de 83 años, fue reelegido en 2020 para un tercer mandato después de una controvertida reforma constitucional y comicios considerados fraudulentos por la oposición.

Entradas relacionadas