Anne Hidalgo, de alcaldesa de París a candidata socialista a la presidencia

Hidalgo espera repetir el hito del conservador Jacques Chirac, quien en 1995, siendo alcalde de París, ganó la presidencia. Foto: Twitter.

Hidalgo espera repetir el hito del conservador Jacques Chirac, quien en 1995, siendo alcalde de París, ganó la presidencia. Foto: Twitter.

La alcaldesa de París, la francoespañola Anne Hidalgo, anunció este domingo su candidatura a la elección presidencial de 2022 en Francia, en un intento de impulsar a los socialistas en unos comicios polarizados entre el actual presidente, Emmanuel Macron, y la dirigente de extrema derecha Marine Le Pen

“Humildemente (…) he decidido ser candidata a la presidencia de la República francesa”, dijo la socialista desde el puerto fluvial de Rouen (noroeste) y cuyas primeras palabras fueron para sus padres, inmigrantes españoles en Francia, reportó la agencia de noticias AFP.

Durante su discurso de unos 20 minutos, cargó contra los cinco años de presidencia de Macron que, a su juicio, “dividió como nunca” a los franceses, “agravó” los problemas sociales y “dio la espalda a la ecología”. 

Hidalgo, de 62 años, confirmó así lo que era un secreto a voces: su intención de ser la candidata del Partido Socialista (PS), fuerza por la que también se postulan otros miembros, como el exministro Stéphane Le Foll.

Pese a que cuando a mediados de 2020 fue elegida para un segundo mandato en París aseguró que no se postularía a la presidencia, esta política nacida en San Fernando (sur de España) dijo el martes de esta semana en Montpellier (sur) que “nada” le impedía ya postularse.

Su candidatura se suma así a la larga lista de presidenciables de izquierdas, junto al izquierdista Jean-Luc Mélenchon (La Francia Insumisa), al ecologista Yannick Jadot, al comunista Fabien Roussel y al exsocialista Arnaud Montebourg, entre otros.

Pero a siete meses de la elección, ninguno lograría pasar a la segunda vuelta para disputar por la presidencia, según los sondeos, que indican que el liberal Emmanuel Macrón derrotaría a Marine Le Pen y se quedaría otro período al frente del Elíseo.

Sin embargo, Hidalgo, inspectora de trabajo de formación, que en una entrevista reciente a Le Point se definió como “socialdemócrata, ecologista, feminista y republicana”, espera recuperar el terreno perdido del PS y atraer a los desencantados con Macron.

Aunque el PS aún no escogió a su candidato, que deberá salir de un voto interno de sus miembros, Hidalgo aparece como la esperanza de los socialistas, cuyo presidenciable en 2017, Benoît Hamon, obtuvo el 6,36% de los votos pese a ser el partido en el poder.

Con un programa basado en la justicia social y en la ecología, la política socialista espera repetir el hito del conservador Jacques Chirac quien, siendo alcalde de París, ganó la presidencia  en 1995.

“Debemos transformar nuestro modo de vida, nuestra economía porque el planeta es nuestro único refugio y la única fuente de vida”, aseguró Hidalgo, famosa por su cruzada anticoches en París y que solo trazó a grandes rasgos su visión para Francia.

Sobre otro de sus temas predilectos, reiteró su deseo de que “las clases medidas, las categorías populares, los trabajadores precarios, los jóvenes, las personas con discapacidad recuperen la esperanza” gracias a una reforma de la educación.

Hidalgo, que en los sondeos tiene entre un 7% y un 9% de intención de voto, debe intentar romper con su imagen de política capitalina y conquistar el resto del país, de las zonas rurales a ciudades medias, como demostró su reciente gira por Francia.

Si bien parece haber cobrado velocidad la carrera presidencial en Francia, varios interrogantes siguen abiertos: Macron todavía no confirmó si será candidato y tanto Los Republicanos (derecha) como los ecologistas deben escoger a sus candidatos.

Otro es conocer si el polemista Éric Zemmour, famoso por su defensa de una identidad francesa y por sus críticas a la inmigración y al islam, se postulará al Elíseo, una candidatura que podría lastrar a Le Pen.

El sábado, Zemmour confirmó a France 2 su deseo de ser candidato y cuestionó la capacidad para ganar de la líder ultraderechista. Le Pen, por su parte, dijo que no le “preocupa” una eventual postulación del polemista, que en su opinión “no irá hasta el final”.

Entradas relacionadas