Simonet, conforme con Tokio 2020 reclamó «subir un escalón para pegar salto olímpico»

Simonet: "En el handball argentino todos tenemos que dar el máximo".

Simonet: «En el handball argentino todos tenemos que dar el máximo».

 El armador central Diego Simonet, máxima figura del seleccionado argentino masculino de handball, reconoció que quedó «conforme» con el rendimiento de Los Gladiadores en los Juegos de Tokio, fijó los Panamericanos 2023 como «objetivo máximo» del equipo y reclamó a la dirigencia «subir un escalón para pegar un salto olímpico».

«Estoy conforme con mi equipo. No le puedo reclamar nada, es lo que tenemos. Queríamos lograr algo increíble, fuera de los pronósticos. No pudimos, tuvimos puntos alto y bajos, al igual que en el mundial o panamericano, es decir, al igual que todos los torneos. En un juego olímpico la exigencia es más elevada», admitió Simonet en declaraciones a Télam desde Francia.

Simonet, de 31 años y que juega en el club Montpellier, representó al país en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Tokio y fue doble medallista panamericano con Argentina (oro en Guadalajara, México, 2011 y plata en Toronto, Canadá, 2015).

El «Chino» surgió en la Sociedad Alemana de Villa Ballester, y luego pasó a Sao Caetano de Brasil; continuó su carrera en Torrevieja (Alicante, España) y tras su paso de dos años por US Ivry recaló en 2013 en Montpellier, club con el que renovó su contrato hasta 2024.

Simonet: "Estar en los Juegos Olímpicos es un logro increíble para el handball argentino".

Simonet: «Estar en los Juegos Olímpicos es un logro increíble para el handball argentino».

En esa institución ganó cinco títulos: dos Copas de Francia (2014 y 2016), una Copa de la Liga (2016), una Supercopa de Francia (2018) y una Copa de Europa (2018), en la que fue elegido como el Jugador Más Valioso (MVP) de la final con HBC Nantes.

En los Juegos de Tokio, Argentina terminó en el último puesto del Grupo A sin puntos tras caer consecutivamente con Francia (33-27), Alemania (33-25), Noruega (27-23), Brasil (25-23) y España por (36-27), por lo que resultó marginado con anticipación de la fase final de la competencia.

Los Gladiadores cerraron de esta manera su tercera experiencia olímpica con una peor clasificación al décimo puesto obtenido en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

– Télam: ¿Cuál es el balance del desempeño del equipo en JJOO?
– Diego Simonet:
El equipo fue a los Juegos Olímpicos a pasar de ronda; apuntábamos a ganar uno de los primeros tres partidos. Pusimos toda la carne al asador en esos: Noruega Alemania o Francia. Para eso teníamos que lograr un partido perfecto, completo en todo sentido: ataque, defensa, definición y nuestro arco. No lo logramos, nos falló algo de todo eso. No me quedé conforme porque contra Noruega, el partido donde todo estaba funcionando, pérdidas de pelota y tiros errados en los últimos minutos, nos condenaron.

– T: ¿El rendimiento de Los Gladiadores dejó un gusto agridulce?
– DS:
Agridulce sí, porque estar en los juegos es un logro increíble para el handball argentino. Pero una vez en los Juegos queríamos lograr lo impensado: romper con todos los pronósticos… Hubo puntos altos y puntos bajos, como cualquier torneo. No se le puede recriminar nada a ningún jugador, en absoluto.

– T: ¿La Argentina estuvo por debajo de su nivel o se encontró con rivales de nivel superlativo?
-DS:
La Argentina estuvo con un gran ataque, cosa que en otros torneos era nuestro punto débil. Fuimos irregulares a la hora de definir en los momentos clave. No tuvimos esos goles fáciles gracias a una recuperación defensiva que en el Mundial nos ayudó mucho. También hay que tener en cuenta que los rivales fueron superiores que en el Mundial. Donde la experiencia de ellos en los momentos importantes tomó partida.

Los Gladiadores ante Noruega en Tokio.

Los Gladiadores ante Noruega en Tokio.

– T: En lo personal, ¿los Juegos Olímpicos París 2024 quedan muy lejos?
– DS:
Fue un trabajo enorme llegar hasta Tokio. Ahora es momento de concentrarme en mi trabajo, Montpellier, equipo que tiene una exigencia y expectativas altísimas. Pero está claro que cada vez que estemos con la Selección, todo el trabajo va a ser para llegar bien a los juegos panamericanos.

-T: ¿Qué proyección tiene el equipo de cara a París 24?
– DS:
Tenemos que apuntar a los Juegos Panamericanos 2023. Ese es nuestro objetivo máximo. Para eso tiene que haber un trabajo formidable del handball argentino, donde todos demos el máximo para llegar lo mejor posible. Cuando digo todos, es todos; desde el que hace pasantía como masajista, el que organiza las giras, el perro, el gato y todos los que trabajan en el rendimiento de Los Gladiadores. Y no sólo para el equipo masculino, La garra también. Porque el handball crece si en ambas ramas logramos clasificar a los juegos. Es el momento para que los argentinos y los chicos vean el deporte y quieran hacer handball. Y que la estructura del handball argentino esté preparada para captar a los chicos y que los altos no se vayan solo al básquet o al vóley y sean captados por el handball. Hoy en día no tenemos un jefe de equipo (manager de equipo), en estos meses habrá uno por fin. Pero necesitamos ver a todos (logística, marketing, comunicación, manager general, presidente, el utilero) dando todo por el handball argentino, igual que lo que demuestran los gladiadores o la garra dentro y fuera de la cancha.

– T: Gonzalo Carou -último capitán- y tu hermano Sebastián anunciaron su retiro del seleccionado después de Tokio. ¿Se viene la etapa de recambio?
– DS:
En la Selección tienen que estar los mejores, siempre. A este juego olímpico fueron los mejores. Pero si dentro de tres años yo o quien sea está por debajo del nivel de otro, tienen que cambiarme.

Simonet: "En Tokio fuimos irregulares a la hora de definir en los momentos clave".

Simonet: «En Tokio fuimos irregulares a la hora de definir en los momentos clave».

– T: Sebastián dijo: «Tiene que haber un master plan, algo que revolucione un poco todo, plantar bases, obligaciones y detalles: cosas que no pueden volver a pasar y otras que deberían suceder siempre». ¿Coincidís?
– DS:
Obvio, es claro. Yo me desvivo por la Selección, doy lo máximo por el handball argentino. Por eso también quiero que todos los que trabajan para la Selección y para el handball argentino hagan el 120 por ciento para nosotros. Es el momento de dar un salto, subir un escalón en ese sentido. Hace diez años que somos olímpicos y tenemos que hacer el salto olímpico a nivel federación. Tengo fe en que se va a lograr a corto plazo.

– T: El español Manuel Cadenas, que dirigió a Los Gladiadores desde 2017, se fue y fue reemplazado por Guillermo Milano, quien fue su asistente técnico. ¿Qué balance hacés de esa gestión y cuál es tu opinión sobre nuevo DT?.
– DS:
Creo que se cumplió un ciclo y que el nuevo entrenador estuvo con nosotros hace mucho tiempo y tiene mucha experiencia de handball y como llevar al seleccionado. Es una combinación entre Cadenas y Eduardo ‘Dady’ Gallardo (ndr: DT del equipo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y de Río de Janeiro 2016).

– T: En abril del año pasado contaste que inventaste un juego de mesa: 1812, que trata de Argentina, de cuando Manuel Belgrano creó la Bandera Nacional. ¿Avanzaste con la idea de que llegue al país?
– DG:
Se fabrica y edita en Argentina. Lo hicimos con la editorial mendocina Neptuno Games. Sacamos la preventa del juego por internet y está en librerías desde septiembre.