La FED se convierte en un reencuentro para lectores y editores en el Parque de la Estación

Segunda jornada de la FED. Foto: @FEditores (Twitter)

Segunda jornada de la FED. Foto: @FEditores (Twitter)

La décima Feria de Editores (FED) y la primera que se realiza al aire libre en Perón y Gallo, sobre la calle que da al Parque de la Estación, cierra su segunda día con una concurrencia cercana a los 5.000 visitantes, una cifra que supera los 3.200 registrados en la jornada inaugural y que, según los organizadores, refleja el impacto del reencuentro con lectores y lectoras ávidos de conocer catálogos, descubrir novedades y dar con libros específicos a precios accesibles y con promociones variadas.

«Es una alegría enorme porque hace mucho que no nos encontramos de forma directa con las y los lectores. Para los editores es fundamental, es el momento en el cual nosotros podemos contar las novedades, cómo las elegimos, cómo decidimos traducirlas», cuenta a Télam Víctor Malumián, fundador y organizador del evento que se había realizado en FM La Tribu y el Konex y que en su última edición presencial contó con 14.000 asistentes.

Inaugurada el viernes con la primera entrega del premio de la librería del año a «El gran pez», de la ciudad de Mar del Plata, la FED tuvo una primera jornada de sol para iniciar su reencuentro con su público después de una edición virtual en 2020 debido a la pandemia. Pero este sábado la lluvia prevista para la noche se adelantó y los organizadores decidieron atrasar el comienzo: el horario previsto era de 14 a 20, pero se trasladó de 15 a 21. De esta manera dieron tiempo al paso de la lluvia, que fue breve, y se dispusieron a recibir a los visitantes que pasadas las 16.30 ya debían hacer fila para entrar a recorrer los 210 stands.

«El equipo de la Feria hace la logística de levantar las cajas para evitar aglomeramientos con los editores. Los feriantes dejan las cajas arriba de los stands, nosotros los levantamos y las volvemos a dejar al otro día. Por obvias razones empezamos tipo 9 de la mañana. Son 210 stands, así que movemos más de 1200 cajas. Hoy terminamos de dejar la última caja arriba del stand y se largó a llover. Pasado ese momento, la comunidad es híper colaborativa, comprensiva y rearmamos», explica Malumián, también responsable de Ediciones Godot. 

La agenda de la feria

Con el Parque de la Estación como sede, la FED cuenta con una agenda de charlas presenciales en el anfiteatro al aire del libre del Parque de la Estación que, por el mal clima, este sábado se trasladaron al set de la Biblioteca, donde el aforo es de 50 personas. Por ahí pasaron esta tarde el escritor Martín Kohan, la editora y escritora Ana Ojeda, y la librera y escritora Cecilia Fanti, para conversar sobre la política y la intimidad en la literatura argentina. Más tarde la poeta y escritora Gabriela Borrelli Azara y la socióloga y ensayista María Pía López protagonizaron una charla sobre constelaciones literarias.

En algunos stands estuvieron los autores firmando ejemplares como sucedió en el de Caleta Olivia, donde Carlos Batillana firmó ediciones de «La lengua de la llanura» y según el editor Pablo Gabo Moreno, al frente del espacio, congregó a varios lectores en un encuentro que define como «un verdadero oasis, después de meses tan duros».

Agustina Magallanes, de Club Hem y Malisia, dice que «este reencuentro con lectores era necesario y da aire», ya que si bien nunca se cortó ese vínculo y ellos pudieron seguir editando, este tipo de eventos permite también el encuentro con libreros, con otros editores y autores para compartir la tarea y el oficio de producir literatura.

«¡Paraguayo!», de Ariel Luppino es uno de los títulos que reconoce como los más consultados. Se trata de una de las novelas finalistas del Premio Fundación Medifé Filba de este año.

«Es una alegría enorme porque hace mucho que no nos encontramos de forma directa con las y los lectores. Para los editores es fundamental, es el momento en el cual nosotros podemos contar las novedades, cómo las elegimos, cómo decidimos traducirlas»,

Víctor Malumián, fundador y organizador del evento

Algo similar pasó con la novela de Gustavo Ferreyra «El sol», finalista del mismo premio, que es uno de los libros por los que más consultan en el espacio de Dualidad, la editorial nacida en 2019 que debuta en esta edición de la FED y según Carolina Mareque, una de sus impulsoras, con muy buena recepción y muy buenas ventas.

Entre los libros para los más chicos está la propuesta de Del Naranjo, la editorial que según Florencia Lico, tiene entre sus clásicos más consultados a «¿Lobo está?» y «El ratón Pérez» en cuidadas ediciones de libros álbum.

Mientras crece el caudal de caminantes sobre la calle Perón, Santiago La Rosa, editor de de Chai, se acerca a hablar con Télam sobre su segunda experiencia en una FED presencial: «La editorial nació un poco en la Feria de 2019, que fue nuestro lanzamiento del primer libro: «Ocho», de Amy Fusselman. Hoy ya tenemos 14 libros y viene siendo hermoso, impresionante hablar con los lectores cara a cara. Estamos felices. Nos sorprende lo atentos que están a las novedades».

«Hasta ahora también fue una forma de encontrar nuestro primer libro que no se consigue tanto en librerías. Un poco por la novedad y por el inconseguible nos encontramos con pedidos muy precisos de quienes se acercan al stand», acotó.

Federico Gori, a cargo de un espacio en el que exponen diez editoriales chilenas, indica que representa «a un montón de editores que no pudieron viajar». Entre los consultados están los libros de Anne Carson, Pedro Lemebel y Mariana Enriquez. «Hay muchos autores chilenos que se leen insistentemente en Argentina y a los que llegan lectores curiosos y atentos que por ejemplo, como me pasó a mí, los descubren porque hay un stand de la Feria del Libro de Buenos Aires al que siempre van y es el de Chile», sostiene mientras responde consultas, cobra y repone los libros expuestos en la mesa.

Corregidor, el sello que cumplió 51 años, también tiene su stand y según Nicolás Gugliotella, uno de sus responsables, está siendo un gran reencuentro no solo con lectores sino también con quienes impulsan la industria. Para el editor, ayer en la jornada dedicada a los libreros, que pudieron comprar con descuentos, se registró un buen caudal de ventas pero también una posibilidad de pensar y proyectar ideas para los sellos.

Considerada una editorial fundamental para pensar la configuración de la literatura nacional de mitad del siglo XX y de la literatura latinoamericana del siglo XXI, los responsables de Corregidor no dudan en señalar la obra de Clarice Lispector como una de las más pedidas por los lectores.

El paseo, la charla y el reencuentro son una constante en la segunda tarde de la FED que continuará mañana de 14 a 20 y donde con la compra online de libros por más de 2.500 pesos, el envío a todo el país es gratuito, y se suma de regalo una compilación de textos.

Además están previstas las charlas presenciales de Dolores Reyes y Sylvia Hopenhayn a las 14.30; Ana María Vara, Diego Golombek, Juan Manuel Carballeda y Clara Ruocco a las 18.30 y el homenaje a la poeta, escritora y docente Tamara Kamenszain, a cargo de Florencia Garramuño, Daniel Molina y Tamara Tenenbaum, previsto para las 16.30.

Pero la agenda de esta edición número diez de la FED también cuenta con una serie de conversaciones virtuales que se van estrenando a lo largo de estas tres jornadas en su canal de YouTube.