Rayito de Sol

Pesebre Rayito de Sol lleva las adoraciones por calles de Abra Pampa

Desde el 23 de diciembre, el Pesebre “Rayitos de Sol” de Abra Pampa lleva a cabo las adoraciones por distintos barrios de Abra pampa con la participación de alrededor de 70  adoradores entre niños y adolescentes. Se trata de la magia de la navidad que al son de villancicos recorre la ciudad día tras día.

Griselda Tinte, es una de las personas encargadas de dicho pesebre, que con muy pocos fondos económicos que lo solventan entre los principales refundadores, hacen posible para poder llevar adelante, por un lado el anhelo de decenas de niños y adolescentes de poder adorar y por otro lado cumplir el pedido de familias de la ciudad, que el pesebre llegue hasta su domicilio. Es así que desde el 23 de diciembre visita a familias que lo esperan con un agasajo en sus domicilios y prevén extenderse hasta el sábado 8 de enero.

El Pesebre “Rayitos de Sol” nació hace 6 años en Abra Pampa, pero la imagen sagrada del Niño Jesús tendría 150 años, habría pertenecido a los tatarabuelos (Familia Mercado) de Griselda Tinte en la localidad de Doncellas, (comunidad ubicada al suroeste de Abra Pampa). “Decidimos con unos primos y mis hermanos sacarlo aquí en Abra Pampa hace seis años”. La imagen del Niño Jesús habría estado guardada hace aproximadamente 20 años. “Nos dimos cuenta que tiene más de 150 años porque encontramos un mantel bordado con esa fecha”.

“El nombre original no pudimos recuperarlo, entonces debimos buscar una nueva identidad y al sacar a la imagen sagrada de un baúl donde estaba guardado nació su nombre, ya que esta imagen tiene ojos de vidrio al exponerlo al sol sus ojos brillaron como un rayo, es por eso que lo bautizamos así“, contó Griselda Tinte.

Las adoraciones que realizan quienes desean participar años tras año, siempre lo hacen con respeto y veneración. Desde hace seis años, su crecimiento fue muy notorio.
Es importante anticipar, que al igual que este pesebre, los demás de Abra Pampa y aledaños se preparan para participar del encuentro de pesebres que será el miércoles 5 del corriente.

“Al niño Jesús le pedimos bendiciones para todos los adoradores y lo más importante, que se lleve la pandemia para que volvamos a la normalidad y mucha salud. Trabajo y amor”, dijo Griselda Tinte al ser consultada que le pedía a Jesús.  

Previous post Fernández: «La vida hay que cuidarla cuando viene una pandemia y en las rutas»
Next post Una vez más, Áñez fracasó en su intento de lograr su libertad