Rechazaron excarcelar a un detenido por maniobras de lavado de dinero

Carthy de Gorriti integraba un grupo de WhatsApp denominado Buenos Aires y descubierto en el telfono celular del falso abogado
Carthy de Gorriti integraba un grupo de WhatsApp denominado «Buenos Aires» y descubierto en el teléfono celular del falso abogado

La Cámara Federal porteña rechazó excarcelar a uno de los acusados de participar en maniobras de lavado de dinero orquestadas por el detenido falso abogado Marcelo D’Alessio.

Marcelo Patricio Carthy de Gorriti goza en la actualidad de prisión domiciliaria y el actual juez del caso Julián Ercolini rechazó excarcelarlo, decisión que ahora fue confirmada por el Tribunal de Apelaciones, según la resolución a la que tuvo acceso Télam.

Al rechazar concederle el beneficio, los camaristas recordaron que González Carthy de Gorriti estuvo prófugo durante más de un año y que aún «restan medidas de prueba vinculadas a las maniobras de lavado de activos investigadas».

Para los jueces del Tribunal de Apelaciones Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, hay «peligro de fuga y de posible entorpecimiento de la investigación»

El acusado fue enviado a juicio oral junto a D’Alessio y otros procesados, por lo que una nueva decisión al respecto quedará a cargo del Tribunal Oral Federal 8 que resultó sorteado para llevar adelante este debate.

Carthy de Gorriti integraba un grupo de WhatsApp denominado «Buenos Aires» y descubierto en el teléfono celular de D’Alessio, cuyos miembros, según la investigación, orquestaban maniobras de lavado de dinero.

En el caso de Carthy de Gorriti, sería quien acercaba a la organización delictiva «clientes» interesados en ingresar al sistema financiero dinero de origen ilícito.

Ercolini lo envió a juicio procesado como supuesto «miembro de una asociación ilícita dedicada a efectuar de forma habitual, organizada, con división de roles específicos y de manera estable en el tiempo, transferencias financieras internacionales a sabiendas del origen ilícito de los fondos y con la finalidad de simular dicho origen ilícito, dar apariencia de licitud a los mismos y ponerlos en circulación en el mercado»

La investigación se llevó adelante en el juzgado federal de Dolores pero la causa pasó luego a los tribunales federales de Retiro por orden de la Cámara Federal de Casación.

Previous post El líder independentista catalán Puigdemont renunció a la dirección de su partido
Next post Larroque pidió que se convoque a todos los sectores del FdT para «corregir el rumbo»