Hipertensión y su relación con la obesidad

La hipertensión arterial es una de las enfermedades que más prevalece en la actualidad. Sin embargo, el 50 % de las personas no conoce su condición, es por eso que se la considera una «enfermedad silenciosa».

En Argentina, 1 de cada 3 adultos son hipertensos, 7 de cada 10 adultos mayores de 65 años son hipertensos y también encontramos que 1 de cada 10 niños es hipertenso. Todos estos valores estadísticos preocupan a la comunidad médica, sobre todo el aumento en los niños.

El origen de la enfermedad es diverso. Algunos de los factores que predisponen a padecer esta enfermedad son:

* Obesidad

* Insulinoresistencia

* Factores genéticos

* Bajo peso al nacer

* Sedentarismo

* Alimentación inadecuada con alto consumo de sal

* Tabaquismo

El 50 de las personas no conoce su condicin
El 50 % de las personas no conoce su condición.

La presión arterial se puede controlar en casa con tensiómetros que se adquieren en farmacias, en estaciones saludables, que se encuentran en plazas y espacios públicos, en el consultorio médico, entre otros. Los valores máximos límite son mayor o igual a 140 mm Hg para la presión máxima y 90 mm Hg para la presión mínima. Ante la presencia de estos valores o mayores, rápidamente las personas deben ponerse en contacto con asistencia médica para normalizarlos.

La HTA (hipertensión arterial) es causante de accidentes cerebro vasculares y enfermedades cardiovasculares, pero con un estilo de vida saludable se pueden prevenir

La HTA (hipertensión arterial) es causante de accidentes cerebro vasculares y enfermedades cardiovasculares, pero con un estilo de vida saludable se pueden prevenir.

No todas las personas sienten síntomas al momento de tener la presión arterial elevada, algunos tienen un dolor de cabeza muy pronunciado, otros sienten una sensación rara en la cabeza, otros no presentan síntomas y, algunas personas creen que tienen presión baja, pero al controlarla el valor está elevado. Es importante medirse y no automedicarse, poniendo sal debajo de la lengua ya que se puede generar un problema aún mayor.

En cuanto a la alimentación apelamos siempre a la prevención, por lo que la recomendación es aumentar el consumo de alimentos frescos, naturales que son bajos en sodio. Aumentar el consumo de frutas y verduras que contienen potasio y previenen el aumento de la presión arterial por lo tanto el problema aparece principalmente a la hora de consumir en exceso alimentos procesados como: calditos, sopas instantáneas, aderezos, snacks, gaseosas, conservas, alimentos en salmuera, panes y galletitas (dulces y saladas), fiambres/embutidos, chacinados, incluso en alimentos dulces como facturas o tortas también hay presencia de sodio

Una vez que el paciente fue diagnosticado y medicado, debe continuar con una alimentación con bajo contenido de sodio, es decir sin sal agregada. Los motivos principales son dos: por un lado, el sodio interfiere con el correcto funcionamiento de la medicación y puede disminuir su eficacia. Por otro lado, una persona medicada que tiene valores de presión arterial normal, sigue siendo hipertensa por lo que no debe consumir sal.

Una buena estrategia para reemplazar la sal en las comidas es utilizar condimentos aromáticos: orégano, romero, canela, pimienta de Jamaica, ajo y muchas mas

Sales dietéticas o modificadas: personalmente no recomiendo su uso porque se suele utilizar mas cantidad debido a la creencia de que tiene menos sodio. Es mucho mejor reeducar al paladar desde temprana edad disminuyendo el umbral de lo salado.

Pilares del tratamiento para la hipertensión:

* Mantener un peso saludable

* Reducción del consumo de sal a 5 gramos por día, actualmente se consume en promedio el doble (10 gr)

* Actividad física en forma periódica

* Dejar de fumar

Aumentar el consumo de alimentos naturales

* Consumir abundante agua

* Medicación indicada por médico clínico o cardiólogo.

Por Lic. Araceli Vallone, nutricionista especialista en obesidad (MN 9739). @lic.aracelivallone

Previous post Al igual que Finlandia, Suecia firmó la solicitud de ingreso a la OTAN
Next post Reciclar: una de las grandes claves para migrar de una economía lineal a una circular