comisaria rinconada

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 42 segundos

El pasado domingo se conoció sobre un hecho de violencia que habrían sufrido efectivos policiales que prestaban su servicio en la Comisaría de Rinconada por parte de un hombre oriundo del propio pueblo. Ante lo sucedido una testigo dice que el supuesto violento fue el golpeado por los efectivos policiales y radicó la denuncia en la UR N° 5 de La Quiaca.  

Según se supo, este sujeto violó la cuarentena, conducía ebrio y agredió a los efectivos policiales. Estas circunstancias sucedieron cuando el hombre ingresaba a Rinconada conduciendo un vehículo en estado de ebriedad, habría amenazado a los efectivos que le prohibieron el ingreso a dicha localidad y posteriormente, se negó a presentar la correspondiente documentación. 

“Una vez trasladado a la seccional de Rinconada, el hombre se negaba a colaborar y en un determinado momento intentó morderle el brazo a un uniformado mientras era alojado en la sede policial. Acto seguido, el muchacho inició a «tirar golpes» con intenciones de agredir a los efectivos, pero ninguno de los movimientos logró su cometido, hasta que fue reducido”, publica así un medio provincial.

Se trata de un hombre mayor de edad con iniciales R. M. El inicio del hecho de confrontación en Rinconada sucedió el viernes 10 de julio a Hrs 18 aproximadamente cuando uno de los efectivos policiales se dirigió de forma prepotente, así lo asegura su cuñada Cristina Bautista, quien dice ser testigo del caso en la denuncia que se realizó en la seccional de policía de La Quiaca y que ahora el tema se encuentra en manos de un abogado.

“El error que el cometió fue bajarse de la camioneta, allí hubo fuertes palabras. Luego le agarraron entre tres, lo esposaron y le llevaron a la seccional policial, llamaron a la patrullera de Abra Pampa, A los pocos kilómetros del pueblo sobre el patrullero lo golpearon salvajemente, le pisaron la cabeza y no pararon hasta dejarlo inconsciente”, así relató Cristina Bautista.

Yo escuché de mi casa cuando él estaba gritando de dolor y bajé en ese momento y vi que a él le estaba apretando contra el piso”. Reconoció que “el muchacho para defenderse mordió a uno de los efectivos policiales”. También aseguró que no se encontraba en estado de ebriedad.  

El sábado 11, a las 3 de la madrugada los efectivos policiales sueltan a R. M. quedando a cargo de los familiares, “como vieron que el estaba mal le despacharon a su casa”, dijo Cristina Bautista de Rinconada.

Al medio día del sábado, los familiares del hombre trasladaron a R.M. al Hospital de la ciudad de La Quiaca para ser revisado de los golpes que tenían, recentándolos calmantes.

En horas de la mañana del martes 14, el sujeto fue citado para que se presentara en la seccional de policía de Abra Pampa para que retire su vehículo, pero quedó demorado por investigación del caso.

“Comentan los jóvenes del pueblo de Rinconada que tiempo atrás también fueron víctimas de golpes, así pasó con unos y otros, dicen que por miedo no hicieron las denuncias”, asegura Cristina Bautista, haciendo referencia que la situación tiene antecedentes. Mas noticias de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *